Todo cuánto esperaba de él: LG V50 ThinQ, listo para el 5G

Puede parecerte una tontería, pero entre el dispositivo y su propietario tiene que haber «feeling». Con el LG V50 ThinQ yo he tenido ese «feeling», más llevaba tiempo esperando un Smartphone de la marca que fuera capaz de satisfacer mis propias necesidades del día a día. Llevo ya cuatro días con él en el bolsillo, o apoyado sobre mi mesa de trabajo, y de momento no hay nada destacable que le pueda reprochar. Y créeme, eso es muy bueno.

LG V50  ThinQ es 5G, y cuenta con un precio propio de la «gama alta»

El precio siempre es una de las claves en la decisión de compra, y no solo en tecnología. Pero aquí, teniendo en cuenta el coste por unidad, es un aspecto a considerar seriamente. Con Vodafone el precio al contado del LG V50 ThinQ sube hasta los 1152 euros, que serían 32 euros al mes durante 36 meses escogiendo una tarifa «mini» o «extra». Pero el precio final se rebaja hasta los 990 euros en caso de escoger un plan «ilimitada» o «ilimitada Súper».

No lo voy a negar, no es un Smartphone barato, pero es un gama alta como un Samsung Galaxy S10+, Huawei P30 Pro o Sony Xperia 1. Y también hay que considerar que, si no tienes prisa, dentro unos tres meses el precio del flagship de LG bajará hasta una cota más asequible. ¿Por  qué puede interesarte el V50 ThinQ? Por que de momento es de los pocos móviles capaces de conectarse a las redes 5G y, por tanto, de los pocos con los que aprovechar al máximo la experiencia de juegos en línea y streaming de contenidos a través de la red móvil.

Se podría decir que estamos ante un producto único en su especie, al que probablemente muchos quieran echarle el guante.

Cosas que se incluyen, y cosas que se echarán en falta

¿Es perfecto el LG V50 ThinQ? Te voy a responder con otra pregunta. ¿A caso algún Smartphone lo es? Lo importante es que, en base a nuestras necesidades y gustos, se aproxime lo más que se pueda a la idea de perfección que cada uno busca. Lo expongo con total sinceridad, éste producto está muy en línea con lo que yo le reclamo a un Smartphone. Y es precisamente por ello que lo voy a estar usando de momento durante 1 mes como móvil personal, con el fin de exprimirlo al máximo.

Está cubierto sobradamente en cuanto a capacidad de almacenamiento, pues aunque solo cuente una memoria interna de 128GB, en un lateral se tiene acceso a una bandeja en la que alojar una tarjeta micro SD de hasta 2TB. Y algunos ya han comentado en mi canal de YouTube que otros gama alta a igualdad de precio traen como mínimo 256GB. Si te digo la verdad, mientras haya slot de expansión, esos 128GB me parecen OK.

También incorpora una conexión de auriculares dedicada, lo que es lógico teniendo en cuenta que integra un QuadDAC de 32-bit. Y por cierto, al menos en España, no hay sintonizador de emisoras de radio FM. ¿Qué echan en falta algunos usuarios de Smartphone? Un sensor de huella dactilar en pantalla. De acuerdo, LG no ha ido en línea con lo que han hecho otras marcas, pero ello no afectará a la experiencia de usuario y no implicará una falta de seguridad en el blindaje de nuestros datos personales. 

También es cierto que los marcos no son lo más ajustados que haya tenido la oportunidad de ver en un teléfono inteligente de nueva generación, pero están perfectamente equilibrados a nivel visual al ser el superior prácticamente igual al inferior, y los laterales lógicamente idénticos.

Tres claves por las que me siento muy a gusto con el LG V50 ThinQ

Esperaba mucho del LG V50 ThinQ tras haberlo catado durante el pasado Mobile World Congress 2019 celebrado en Barcelona. Así pues, el listón estaba muy alto. A 24 de junio de 2019 con él llevo ya 4 días, y las alta expectativas iniciales se están cumpliendo. Me siento cómodo con él, con las dimensiones y con el peso, con la respuesta del sistema operativo y con cada uno de los tres atributos que considero son claves para mí en un producto de estas características.

Si había una importante asignatura pendiente en los gama alta de la compañía esa era la capacidad de batería. Tomando como referencia productos flagship del pasado año, ese incremento del 21% en la capacidad de batería es un soplo de aire fresco que, en mi caso, me hace confiar en que el LG V50 ThinQ aguantará «sobradamente» el uso que yo demando de un Smartphone en el día. Sospecho que incluso podría acercarme a los dos días de uso. Habrá que ver como se comporta la batería integrada de 4000 mAh.

¿Siguiente característica indispensable para mí? La música es muy importante para mí en el día a día, de hecho en cada desplazamiento que hago por mi ciudad agarro mis auriculares y le doy al «play». Y aquí el LG V50 es sin duda alguna uno de los mejores móviles de cara a ofrecer calidad de audio, claro está con la condición de que uses un buen juego de auriculares. Contar con un QuadDAC de 32-bit y sus 75 niveles de volumen, y con tecnología de sonido DTS:X 3D hace mucho. Prueba más que superada, no lo digo en balde.

Y por supuesto la última condición para que yo agarre un Smartphone y lo use a nivel personal estriba en las prestaciones de las cámaras traseras. No cuenta con una cámara principal con un sensor de 40 o 48MP, y tampoco con un zoom óptico de 3 o 5 aumentos, pero LG lleva años demostrándome que la capacidad de enfoque de su cámara principal merece de mi entera confianza. El LG V50 ThinQ cuenta con una cámara principal de 12MP F1.5, una gran angular de 107º de 16MP F1.9 y una teleobjetivo de 12MP F2.4 con zoom óptico de dos aumentos. Francamente, voy cubierto.

LG está de vuelta con el V50 ThinQ

Puede que muchos no estén de acuerdo conmigo, pero pienso que LG lo ha hecho muy bien el V50 ThinQ, de sus flagships más completos de últimos años. Tras el nivel de perfección alcanzado con el LG G2, durante años siempre ha habido un factor que ha ensombrecido el equilibrio de los G y V Series. La capacidad de batería, como seguramente estarás pensando. Más a eso hay que sumarle, en el caso de España, que los flagship lleguen tarde tomando como referencia la competencia.

¿Podría convertirse el V50 ThinQ en mi teléfono personal? Sí, sin duda alguna. Y lo digo por que ha habido ese «feeling» que mencionaba al comienzo del artículo. Ahora mismo son las 20:18 horas, me queda por gastar un 69% de batería y en horas de pantalla he acumulado ya 2h17m.  Estoy muy contento con este dato, y hace que pueda despreocuparme de uno de las  claves de uso en un teléfono móvil de finales de la presente década.

En el vídeo incrustado al comienzo de este artículo tienes muchos datos sobre el LG V50 ThinQ, por si quieres ya un buen adelanto de lo que es capaz de ofrecer el terminal. ¿Qué tal si le echas un vistazo y me das tu opinión dejando un mensaje en la sección de comentarios? Próximamente, la review final tras 30 días de uso. Sé paciente, merecerá la pena esperar.

Anuncios

Deja un comentario