Los 100 mejores teléfonos móviles de la historia

¿Cuáles crees que son los mejores 100 teléfonos móviles de la historia? Sinceramente, no es una pregunta fácil de responder. Hay centenares de productos que se disputan cada plaza, a los que no les faltan méritos, pero en la selección no se puede evitar que haya una importante connotación personal. A mí me ha sido difícil cribar entre tantos y tantos dispositivos, y a regañadientes he dejado fuera a decenas de ellos. Pero, como siempre, no todos pueden estar ahí.

Los primeros, los eternos e inolvidables

¿Cuál fue el padre de todos los móviles? Pues el Motorola Dynatac, el 8000x que Martin Cooper ha mostrado durante año en decenas de entrevistas. Un celular de los pasados 80s que, si uno hace memoria, tuvo su aparición estelar en la película «Wall Street» (1987) en manos de Gordon Gekko (Michael Douglas). Sinceramente, me moriría por tener uno para mi colección de móviles vintage, sería la joya de la corona a pesar que ya tengo auténticas piezas de coleccionista.

Pero, como dirían Alejandro Sanz, yo tengo corazón partido. ¿Por qué? Siempre he sentido una especial predilección por la saga Communicator de Nokia. Y sí, tengo el primero de esa gran saga, el Nokia 9000 Communicator. En esta ocasión fue Val Kilmer el encargado de darnos envidia a los frikis de la tecnología en la película «The Saint» (1997). El terminal lo utilizaba Simon Templar para conectarse a Internet para comunicarse con quienes pretendían hacer negocios con él. De los mejores teléfonos móviles de todos los tiempos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quien no ha jugado alguna vez al juego de la serpiente? Yo me pasaría horas en su día con mi Nokia 3210, al que se le podía cambiar el look con las carcasas intercambiables. Pero si un móvil me sedujo en la pasada década de los 90 fue el Ericsson T28, con un diseño elegante y un cuerpo super plano. Difícil de olvidar ciertamente. ¿Sabes cuando se acuño por primera vez el término «Smart Phone»? Lo vi en el anuncio del Ericsson R380, una joya que yo usé durante un tiempo. Contaba con una tapa que al abrirla nos daba acceso a un pantalla táctil a manejar con Stylus.

Mítico también fue el Motorola V50, que en 2000 era el colmo de la miniaturización. Por sí, hubo una época en la que las marcas competían por traer al mercado los móviles más pequeños que fuera posible ingeniar. Qué tiempos aquellos en los que el teléfono móvil se usaba básicamente para mantenerse comunicado mediante llamadas de voz y a través de mensajes cortos (SMS). Las cosas han cambiado mucho en la actualidad. ¿No te parece?

La década de los primeros Smartphones dominada por Windows Mobile

Si nos centramos en las prestaciones avanzadas, la década comprendida entre 2000 y 2010 se podría decir que fue dominada por los teléfonos móviles con sistema operativo Microsoft Windows Mobile. Y una compañía fue clave sobretodo en los primeros años. Los productos de HTC se podían comprar a través de marcas como Qtek, XDA, MDA o I-Mate. ¿Cuál fue uno de los mejores teléfonos móviles en su día? El Qtek S100, de 2004, con un diseño moderno y estilizado. Seguro que mucha gente de negocios lo tenía en sus carteras o en el bolsillo de sus americanas.

Pero ojo por que en la primera mitad de la década también cabe mencionar al Siemens SL55, al Samsung D500 y, sobretodo, al inconmensurable Nokia N70. Si tienes menos de 30 años seguro que no sabes lo que representó dicho terminal y los N Series en general. El N70 fue un todo terreno con excelentes prestaciones multimedia, el objeto de deseo de muchos de nosotros. Y sí, yo lo pude disfrutar por mucho tiempo habiéndole fijado como tono de llamada el tema principal de mi serie de anime favorita (Robotech, 1985).

No, no me he olvidado de él. El Motorola V3 es todo un clásico. ¿A caso no te lo crees? Un teléfono móvil plano, de cuerpo metálico, de diseño exquisito, y con el tono de llamada «Hello Moto» que es imposible borrar de la memoria. Yo lo tenía en plata, y recientemente pude preparar la retro review de uno que compré en color rosa. Sobre estas líneas tienes acceso al contenido especial. Merece la pena recordarlo, créeme. Se puede tildar perfectamente como uno de los mejores móviles de la historia. Dejarlo fuera de la lista sería un auténtico sacrilegio.

Los míticos N Series de Nokia con Symbian

De 2005 a 2010 hubo mucho movimiento, y crítico en realidad. Hoy los Smarphones no existirían como tal de no ser por la pugna que hubo en los últimos años de la pasada década.  Pero antes hay que mencionar teléfonos que, a mi parecer, son clave. El Motorola K1 y Z3, el LG KE800 Chocolate y el Sony Ericsson K850. Nokia puso toda la carne en el asador con sus móviles multimedia N Series, de los que yo destacaría el N95 (con variante N95 8GB), el ya mencionado N70, y otro de los que me faltan para mi colección personal, el Nokia N93.

¿Qué te parece si hago mención de otra película donde esta vez se muestran las capacidades del Nokia N93? El teléfono lo vimos en acción en El Ultimátum de Bourne (2007), pero esta vez en manos de los agentes del gobierno de Estados Unidos que iban a la caza y seguían los movimientos de Jason Bourne (Matt Damon). Ahí se daban a conocer las cualidades del teléfono para transmitir vídeo con su potente cámara de 3.15MP, con óptica Carl Zeiss y zoom óptico de 3 aumentos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los N Series fueron toda una consecución por parte de Nokia, todos ellos alimentado por un sistema operativo Symbian muy fuerte durante años. ¿Te acuerdas del modelo N8? Difícil no hacerlo, pues con su cámara trasera Carl Zeiss de 12MP con flash de Xenon se exhibió una gran calidad de imagen. Dicho terminal podía grabar vídeo en HD. Yo mismo me llevé ese teléfono móvil en varios de mis viajes. Como curiosidad me gustaría apuntar que el Nokia N8 apareció en la película «Tron Legacy» (2010): Sam Flynn (Garrett Hedlund) lo usa primero para abrir una puerta para acceder al edificio de ENCOM y luego para hackear a la empresa desde la sala de los servidores.

Cuando todos querían medirse con el iPhone

Un teléfono móvil lo cambió todo en 2007, pues con él aceleró el desarrollo tecnológico. ¿De cuál estoy hablando? Del iPhone 2G de Apple, que no solo fue uno de los mejores teléfonos móviles de la historia. Ese Smartphone lo cambio todo, pero sobretodo cambio la forma en que los usuarios iban a poder manejar sus dispositivos a partir de entonces. Con las manos, sin necesidad de usar una «stylus». Las pantallas táctiles resistivas debían dar paso a las pantalla táctiles capacitivas.

Desde que naciera el iPhone, que también podía considerarse un iPod en toda regla, marcas tan importantes como LG, Samsung, HTC y Nokia trataron de contrarrestar su efecto. ¿Qué móviles entraron en el juego? Samsung lo intentó primero con el F700, con teclado deslizante y pantalla de 3,2″; y luego con el Omnia, otro de los terminales que merece la pena recordar y que contaba con una pantalla de 3,2″. LG trato de contrarrestar el peligro que suponía la llegada del iPhone con el KU990 (Viewty), con pantalla de 3″ y cámara trasera Schneider-Kreuznach de 5MP; y un par de años más tarde con el KM900 (Arena), que contaba con una interfaz S-Class 3D y de nuevo una cámara trasera Schneider-Kreuznac de 5MP.

La sombra de los dos primero modelos de Smartphone de la compañía de Cupertino comenzaba a ser muy alargada. ¿Quien más quería plantar cara? En 2008 nació el primer teléfono de Xperia de Sony Ericsson, el Xperia X1, con pantalla de 3″ y sistema operativo Windows Mobile. Pero también estaba ahí el gran defensor del software de Microsoft, HTC, que fue con todo al lanzar el HD2 (LEO para los desarrolladores). El HTC HD2 contaba con una enorme pantalla de 4,3″ y procesador Qualcomm a 1Ghz.

El nacimiento de Android

Si el iPhone fue el detonante para trazar un nuevo rumbo en el terreno de la telefonía móvil, con el primer Smartphone con Android se daría el pistoletazo de salida a un sistema operativo en el que en 2019 ya confían todas las marcas excepto Apple. El T-Mobile G1 (o HTC Dream), es el teléfono que siempre deberíamos tener en mente a la hora de analizar la historia de la telefonía móvil.  A nivel de hardware quizás ya no nos parezca mucho, a pesar de traer teclado deslizante, pantalla de 3,2″ y cámara de 3,15MP , pero el software es lo que más importa de él.

Fue en 2010, dos años después del inicio comercial de Android, que Samsung lanzó el primero de una gran saga que todavía tiene continuidad en nuestros días. El Galaxy S nacía bajo una gran promesa y, sin duda alguna, el éxito sigo llameante prácticamente 10 años después. Qué locura, ¿Verdad? En mi canal de YouTube tienes un vídeo dedicado en el que se repasa, a través de imágenes, la historia de los Galaxy S de Samsung. Te recomiendo no perdértelo para comprobar la evolución a nivel de diseño y prestaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me gustaría mencionar ahora uno de los superventas de HTC, el Desire de 2010. Dicho terminal fue uno de los productos más redondos de la compañía, que durante un tiempo estuvo lanzando a partes iguales dispositivos con Windows Mobile y Android. Incluso se atrevió a lanzar variantes de un mismo terminal para los dos sistemas operativos. A día de hoy la compañía, que podía y debería haber reinado en el terreno de los teléfonos inteligentes por su pasado, cuenta con un % cuota de mercado que ya ni destaca en los informes anuales de Gartner.

Cambiando de tema, ¿Recuerdas cuál fue el primer flagship de Google? Antes de los Pixel estaban los NEXUS, siendo el padre de todos el Google Nexus One: con pantalla AMOLED de 3.7″, procesador Qualcomm a 1Ghz y Android 2.1 Eclair. En un Mobile World Congress a quienes asistieron a cierta conferencia, se les entrego una unidad completamente gratis. Ya me hubiera gustado a mí saber eso para poder ser uno de los afortunados propietarios de otro de los mejores teléfonos móviles que han existido hasta nuestros días.

Los móviles BlackBerry

En mi listado personal de los 100 mejores teléfonos móviles he incluido algunos de RIM, compañía que durante muchos años fue referente en el mundo empresarial. Mike Lizaridis y Jim Balsillie fueron los fundadores de «Research In Motion», que cambió su nombre a BlackBerry en 2013. El Pearl 8100 fue de los móviles más compactos y prácticos para quienes necesitan una solución para esa frenética gestión de correo electrónico, alternativa a los Curve 8300 y 8800 (con pantalla y teclado más anchos).

Para mí el BlackBerry Bold 9000 (2008) fue mi primera toma de contacto con RIM, y lo disfruté muchísimo. Un producto de lo más premium cuyo trackball era práctico y, en cuanto a teclado, no puedo si no alabar la magia que suponía presionar cada una de sus teclas. En aquella época, en el ámbito empresarial, se me hacía impensable no llevar ese modelo de producto. ¿Cuál fue el último «Bold Series» que me enamoró? El Bold 9900, que  3 años más tarde recuperaba la esencia del modelo original: a eso se le sumaba una pantalla táctil y un trackpad, además de un fabuloso teclado QWERTY. Lo vimos aparecer en la intro y en los capítulos de la fantástica serie «The Newsroom«.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hoy en día la marca BlackBerry, al menos en cuanto a Smartphones se refiere, sigue viva gracias a TCL Communication. Pero desgraciadamente implementó tarde el sistema operativo de Google, y es por ello que su antaño gran cuota de mercado se perdió irremediablemente.  ¿Qué paso? Quiso tirar adelante un desarrollo de software propio basado en QNX llamado BlackBerry OS. De hecho era un sistema operativo muy bueno que solamente contaba con un defecto clave: falta de implicación de la comunidad de desarrolladores, clave para contar con variedad de aplicaciones y juegos.

BlackBerry OS cotaba con BlackBerry HUB, un práctico centro de mensajes unificado, y con las últimas versiones llego a ser compatible con muchas aplicaciones nativas de Android instalables mediante APK. Entre los mejores productos con el sistema operativo de BlackBerry están el Z30 y el Passport, este último de lo mejor que yo haya podido tener «en la vida». Pocas veces he estrenado un teléfono móvil con tanta ilusión como lo hiciera con el Passport que en mi opinión, de tener Android, se habría comido el mercado en el terreno empresarial al menos.

La pantalla, cada vez más grande

Del Motorola V50 (2000) al Samsung Galaxy S10 5G (2019) hay un cambio bestial, y no solo me refiero a nivel tecnológico. Si no también en cuanto a la función que desempeña el producto y la importancia que tiene la pantalla a la hora de interaccionar con cualquier tipo de contenido. Por que, seamos sinceros, nadie podría imaginarse ahora un móvil sin una pantalla táctil. Hace 20 años no necesitábamos más que unos 150 caracteres por mensaje para comunicarnos, como alternativa a las costosas llamadas de voz.

La pantalla del móvil ha ido creciendo con el paso de los años, evolucionando acorde a las prestaciones y en pro de las necesidades de los usuarios. El iPhone 2G tenía 3.5″ (2007), el Samsung Galaxy S contaba con 4″ (2010), el LG G2 venía con 5.2″ (2013), el ZTE Axon 7 incluía un panel de 5.5″ (2016), el Samsung Galaxy S8+ tenía una pantalla de 6.2″ (2017), el Oppo Find X de 6.42″ (2018) y, en 2019, Huawei se marco un tanto con las 7.2″ de su Mate 20 X. ¿Crees que la pantalla del teléfono puede crecer todavía más?

Hasta 2016 las pantallas habían conservado un ratio 16:9, pero con el fin de aprovecharse mejor el espacio disponible en el frontal las marcas decidieron apostar por ratios distintos. Con la llegada de los 18:9, 18.5:9, y los 19:9 los teléfonos móviles se estrecharon: ello permitió acotar los marcos y que los terminales se pudieran agarrar mejor al ser menos anchos. Dos de los mejores teléfonos móviles en apostar por un ratio de imagen distinto a los 16:9 fueron el Samsung Galaxy S8+ y el LG V30 (2017), pero antes Xiaomi con su Mi Mix (2016) nos adelantó el futuro de las pantallas.

En 2018 Oppo dio un golpe sobre la mesa con el Find X y su pantalla cubriendo prácticamente todo el frontal. ¿Donde estaba el truco? En el uso de una cámara retráctil emplazada en el lado superior. En 2019 otros han seguido el ejemplo, por ejemplo OnePlus con el 7 PRO, mientras que Oppo ha dado continuidad a la tecnología con el Reno 10X zoom. Ahora, ¿Quien quiere un Smartphone con marcos? Como máximo aceptaremos el «notch» en forma de gota de un Huawei P30 Pro o los agujeros en pantalla de un Samsung Galaxy S10 y Honor 20 Pro.

La importancia de las cámaras en los teléfonos móviles

A comienzos de la década en la que nos encontramos las marcas tuvieron un momento de locura traducido en el nacimiento de los móviles con tecnología 3D. ¿Cuál fue uno de los productos destacados? Pues el LG Optimus 3D, que incorporaba un sistema de cámara estereoscópica y una pantalla para poder ver las fotos y los vídeos tomados en tres dimensiones. Haciéndolo bien se podían tomar unas muestras realmente atractivas y sorprendentes. Los ojos nos «engañaban» hasta el punto de poderse creer que los objetos trascendían los límites físicos de la pantalla.

La tecnología 3D no fue más allá de dos años de desarrollo, abandonándose los proyectos más que probablemente por falta de atractivo a ojos del consumidor. Pero donde se ha visto una mejora meteórica es en las prestaciones de las cámaras de los teléfonos móviles. Muy atrás queda la cámara VGA del Nokia 7650 (2001), la cámara de 5MP con zoom óptico de 3 aumentos del Samsung G800 (2007) y la cámara de 12,1MP del Sony Ericsson SATIO.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Te acuerdas del Nokia Lumia 1020 (2013)? Su impresionante cámara, con un enorme sensor de 41MP, permitía tomar fotos a 38MP con ratio 4:3 y aplicar zoom usando tecnología PureView. Cuanto me divertí yo con este terminal, que me llevé a tres Mobile World Congress de Barcelona para preparar las tomas de contacto en vídeo de los productos presentados en dichas ediciones. En calidad de imagen y luminosidad el Lumia 1020 era irreprochable.

Las cámaras de los teléfonos móviles han avanzado a pasos de gigante en los últimos 5 años, a destacar los siguientes productos: Sony Xperia Z2 (2014), con cámara de 20,7MP y apertura F2.0; el LG G4 (2015), con cámara de 16MP y apertura F1.8; el Huawei P9 (2016), con cámara dual de 12+12MP y apertura F2.2; el LG V30 (2017), con cámara principal de 16MP F1.6 y gran angular de 13MP F1.9; y el Huawei Mate 20 Pro, con cámara principal de 40MP F1.8, cámara teleobjetivo de 8MP con zoom de 3 aumentos y cámara gran angular de 20MP F2.2.

¿Qué tenemos en 2019? El contar con tres cámaras ya se podría decir que entraría dentro de la normalidad. El producto más completo es el Huawei P30 Pro, que incorpora una cámara principal de 40MP con apertura F1.6. Con ella se pueden también tomar fotos macro con un detalle increíble. No falta una cámara gran angular de 20MP con apertura F2.2, cuya calidad de imagen es incontestable. Pero la clave la tenemos en la cámara teleobjetivo basada en un sistema periscopio que permite obtener un zoom óptico de 5 aumentos.

Tampoco hay que olvidarse del Google Pixel 3 XL, cuya única cámara de 12,2MP con apertura F1.8 hace maravillas. En este terminal juega un papel clave el software, que se ha portado a otros teléfonos móviles para mejorar los resultados. Pero si hay un producto que, al menos a mí, ha llamado la atención ese es el Nokia 9 PureView. ¿Por qué? Cuenta con cinco cámaras de 12MP que trabajan de forma conjunta, tres con sensor monocromático y dos con sensor RGB. El resultado es simplemente formidable a nivel de detalle, lo que se puede ya adivinar solo por el tamaño de archivo.

Los mejores teléfonos móviles que comprar en 2019

En 2019 se han lanzado un buen número de teléfonos móviles, ¿Cuáles son los mejores? Si nos fijamos en la gama alta hay varias opciones a elegir. De hecho hay uno que destaca, el OnePlus 7 PRO, una nueva generación que ha mejorado en varios aspectos clave: sonido (con dos altavoces), cámaras (principal, teleobjetivo y gran angular), batería (con 4000 mAh) y un diseño exquisito que incluye un frontal todo pantalla. Del Huawei P30 Pro ya he hablado en el apartado anterior, así que no hay nada más que añadir.

A junio de 2019 para mí el iPhone XS Max es la mejor opción que se puede encontrar para grabar vídeo, y lo digo por que es el terminal que uso a diario para preparar mis contenidos. Va perfecto aunque las condiciones de iluminación no sean óptimas. Solamente le falta contar con un modo de cámara PRO con el fin de realizar ajustes antes de comenzar a tomar secuencias. El teléfono es más que sobresaliente en construcción, demuestra una fluidez incontestable en su manejo y además no le faltan condiciones a la hora de reproducir contenidos multimedia.

¿Qué otros se pueden considerar los mejores teléfonos móviles de este año? Unos de ellos es el LG V50 ThinQ, que cuenta con 5G, tres cámaras (12+12+16), un QuadDAC para sonido HiFi, batería de 4000 mAh y pantalla POLED de 6,4″. Por supuesto el Samsung Galaxy S10 Plus, con pantalla de 6.4″, tres cámaras (12+12+16MP), batería de 4100 mAh y sonido Dolby ATMOS. Y por último quiero destacar un recién llegado, el Xiaomi Mi 9T, que con 329 euros de precio de venta está en la gama media. Es el Smartphone de su clase más completo y deseado del momento.

Te recomiendo echar un vistazo al vídeo que hay al comienzo de este artículo con las imágenes de los 100 teléfonos que yo mismo he seleccionado, muchos de los cuales han sido mencionados llegados a este último párrafo. El tiempo pasa, y muy rápido a veces, mas echando una mirada atrás es fácil darse cuenta de los saltos tecnológicos que han tenido lugar. Hoy un un teléfono móvil no es solamente una mera herramienta para comunicarse, si no también una solución de entretenimiento ultra portátil.

 

Anuncios

Deja un comentario