BackBeat Fit 3100 y BackBeat Go 810, lo más nuevo de Plantronics en sonido

Me parece que llevo toda una eternidad disfrutando de los auriculares de Plantronics, pero bienvenida sea con productos de tal calidad como los Voyager 6200 UC y los Voyager 8200 UC. ¿Cuáles son los productos de audio que más me han llamado la atención de los recién anunciados? Los BackBeat Go 810 y los BackBeat Fit 3100, ambos con un precio de venta de 149,99 euros

Primero me gustaría centrarme en un concepto de producto que lleva ya un tiempo clamando hacer un sitio, y me refiero a los mini auriculares. ¿Qué nos propone Plantronics? Los BackBeat Fit 3100, que habiendo sido ideados para deportistas, incluyen un detalle que los hacen perfecto para cualquier actividad que requiera de un movimiento “estresante”: un paso de oreja para garantizar que la unidad no se va a desprender de la oreja. Viendo la imagen del producto es imposible no sentir un flechazo.

En el paquete de venta se incluye un estuche de almacenaje y carga para obtener 10 horas de autonomía adicionales a las 5 horas que se estima proporcionaría la carga carga completa de la batería de 90 mAh integrada en cada auricular: el recipiente, con cierre en cremallera, cuenta en su interior con luces LED para indicar la capacidad energética restante (o cómo el proceso de carga).

Me gusta el diseño de los BackBeat Fit 3100, disponibles en color negro y gris, con una cara exterior pintada en un llamativo azul y una cara interior con una pieza pintada en rojo. ¿Peso? Son 22 gramos. A nivel técnico se cuenta con tecnología Bluetooth 5.0, drivers de 13.5 mm, una respuesta de frecuencia entre 20 y 20000 hercios y una sensibilidad a máximo de volumen de 94 dBSPL. Y que no se me olvide algo importante, la certificación IP57 garantiza resistencia al agua y al sudor para que no te preocupe si llueve o la actividad es muy intensa.

Por otro lado, si lo tuyo es escuchar música allá donde vayas, parece que los BackBeat Go 810 se van a llevar el gato al agua. Me recuerdan a mis Voyager 8200 UC y BackBeat Pro 2, mas incorporan unos drivers de 40 mm y una autonomía estimada de hasta 22 horas si se mantiene activa la tecnología de cancelación de ruido. ¿Qué opinión previa tengo del producto? Sinceramente, me gustaría ya tenerlos acomodados en mi cabeza para poderlos catar.

En el recipiente de venta se incluye un cable de audio, por si quieres una conexión más tradicional, y también una bolsita de transporte de tela. Son de tipo diadema, con controles de reproducción integrados en la cara exterior del auricular y, lo que más me importa a mí, cubren totalmente la oreja para garantizar un uso prolongado: esto último contribuye a obtener una cancelación de ruido pasiva. Luego, si hay mucho ruido en la calle o estás en un avión, no hay más que prender el sistema de cancelación de ruido activa.

A nivel técnico los BackBeat Go 810, que por cierto pesan 189 gramos, cuentan con Bluetooth 5.0, una respuesta de frecuencia entre 50 y 20000 hercios, una impedancia de 32 ohmios, un codec SBC personalizado, y una función DeepSlepp para aguantar hasta 6 meses sin necesidad de apagarlos manualmente. ¿Quieres conocer algo más de ellos?

  • Dos niveles de intensidad para el sistema ANC
  • Sensibilidad 92 dBPL
  • Distorsión armónica: < 3 %
  • Almohadillas con espuma viscoelástica
  • Tiempo de carga: 2 horas (10 minutos dan para 3h de autonomía)
  • Bluetooth: 5.0, BLE, HSP 1.2, HFP 1.7, A2DP 1.3, AVRCP
  • x1 micrófono de banda ancha
  • Tecnología de emparejamiento multipunto

¿Con cuál de los dos auriculares inalámbricos te quedarías? Yo, sin duda alguna, con los dos para afrontar actividades bien distintas: para realizar ejercicio y para pasear por la ciudad desconectado del ruido que me rodea.

Anuncios

Deja un comentario