Los G7 One y G7 Fit presentados en IFA 2018 completan el portfolio de LG

En el IFA de Berlin de este 2018 se han visto novedades muy interesantes en electrónica de consumo, e incluso por parte de LG se ha desvelado la primera televisión OLED 8K. ¿Qué más ha traído a la feria el gigante coreano? Pues nada más y nada menos que dos variantes económicas, y recortadas en prestaciones, del G7 ThinQ: el G7 One, que como dice su nombre cuenta con sistema operativo Android One; y el G7 Fit, que llegará a España en noviembre a un precio de lanzamiento de 499 euros.

Los dos nuevos terminales de LG son como dos gotas de agua vistos de frente, destacando el ya popular notch, pero al darles la vuelta asomarán unas diferencias en mi opinión evidentes. ¿Qué es aquello que tienen en común con el G7 ThinQ? Pues el altavoz Boombox, es decir, una tecnología que permite utilizar el cuerpo del producto como caja de resonancia: al apoyar el terminal sobre una mesa se impulsa tanto la potencia sonora como el enriquecimiento de frecuencias (sobretodo bajas).

El G7 One y el G7 Fit cuentan con certificación militar de resistencia MIL-STD 810G y, lo más importante, certificación IP68 para contar con resistencia al agua tanto en rachas de lluvia como inmersiones completas objeto de descuido. ¿Algo más en lo que se asemejan los dos nuevos Smartphones de LG? Se dota ambos dispositivos de un Quad DAC de 32 bits, lo que es básico para los amantes de la buena música digital; y tecnología de sonido DTS:X 3D Surround Sound, que impacta a nivel de experiencia sobretodo visualizando películas o series.

A continuación voy a puntualizar el resto de características técnicas que comparten:

  • Pantalla 19,5:9 de 6.1 de pulgadas y resolución QHD+ (3120 x 1440)
  • Compatibilidad con el estándar HDR10
  • Bluetooth (5.0 en el G7 One), Wi-Fi de banda dual y NFC
  • Acelerómetro y giroscopio
  • Función de radio FM
  • Cámara principal de 16MP F1.6 y angular de 71°
  • Cámara frontal de 8MP F1.9 y angular de 80°
  • 4GB de RAM LPDDR4X
  • Slot para tarjeta micro SD de hasta 2TB
  • Batería de 3000 mAh
  • Carga rápida Qualcomm Quick Charge 3.0
  • Sensor de huella dactilar
  • Sistema de reconocimiento facial
  • Puerto USB de tipo C
  • Dimensiones: 153.2 x 71.9 x 7.9 mm

¿Donde están pues las diferencias entre ambos teléfonos móviles más allá de la coletilla del nombre? En primer lugar el G7 Fit trae un procesador Snapdragon 821 y GPU Adreno 530, una configuración propia de los gama alta de hace dos años: el G7 One se queda con un procesador menos antiguo y bastante competente, el Snapdragon 835 y su GPU Adreno 540. LG ha recortado en prestaciones pero sin utilizar procesadores de gama media actuales, lo que a mí en lo personal me parece acertado.

Por otro lado, mientras el G7 One se queda con una configuración que incorpora 32GB de memoria interna el G7 Fit permite escoger entre versiones de 32GB y de 64GB. En todo caso el apunte clave reside en decir que la memoria interna es de tipo UFS 2.1, lo que garantiza rapidez en todo proceso que tiene lugar tanto por el uso de aplicaciones como por el traspasado en dos direcciones de contenidos digitales.

El LG G7 Fit es con 160 gramos 4 gramos más pesado. ¿Quieres conocer como es el LG G7 ThinQ presentado hace ya unas cuantas semanas? No te pierdas mi review completa en el canal de YouTube del blog.

Anuncios

Deja un comentario