Mis puntos clave tras comenzar a analizar el Galaxy Note 9 de Samsung

¿Es el mejor Smartphone de gama alta de lo que llevamos de año? Yo diría que el Galaxy Note 9 es el mejor producto que Samsung ha anunciado este año y estaría entre las tres opciones que yo consideraría comprar como dispositivo de comunicaciones personal. Y sí, por fin en Corea han sabido dar respuesta a una de las peticiones más importantes de los usuarios: ¿Cuándo se integrará una batería de capacidad para contrarrestar las exigencias de una pantalla de grande dimensiones?

Debo reconocer que me hacía mucha ilusión evaluar el nuevo flagship de Samsung, sacarlo primero de la caja mientras grababa unas secuencias, luego instalar las cosas (incluido el juego Real Racing 3) y acto seguido estar en la calle por poco más de 1 hora tomando fotos con las cámaras del terminal. En mi opinión es un pedazo de terminal, y no lo digo tanto por lo grande que es, si no más bien por el poderío que demuestra en todas y cada una de las facetas que reflejan el concepto de “Smart phone”.

Lo que más me gusta del Galaxy Note 9

¿Es barato? No, eso sí que es una “enorme” barrera de entrada para la gran mayoría de los aficionados a la tecnología. Pero, también es cierto, si quieres ser el primero en tener algo debes estar dispuesto a pagar por ello. 1259 euros me parece una cifra excesivamente alta pero, y ahí lo han hecho muy bien los coreanos, te llevas un producto con 512GB de memoria interna total. ¡Yo nunca sería capaz de agotar tantas y tantas megas de espacio! Y ojo, a eso hay que sumarle la posibilidad de instalar más capacidad de almacenamiento con una tarjeta micro SD de 512GB. En resumen, con el Galaxy Note 9 puedes disponer más de 1TB de almacenamiento para lo que quieras.

En todo caso, si hay algo que a uno le enamorará del Note Series de 2018 eso es la batería integrada. ¿Te puedes creer que por fin se cuenta con 4000 mAh de capacidad? A más de uno se le pondrán los ojos como platos conocer dicho dato, por que ello significa que en autonomía superará con creces los resultados obtenidos no solo con el Galaxy Note 8 si no también con el Galaxy S9 Plus. Una de mis primeras pruebas de consumo energético, reproducir 45 minutos de un vídeo YouTube en FULL HD y con un nivel de brillo de pantalla alto, ya me ha dejado ampliamente satisfecho al reflejar una cifra de un 6%.

Voy a insistir mucho en la importancia de disponer de una gran capacidad de batería, o al menos una acorde a las características de la pantalla. ¿Por qué sufrir en el uso del teléfono y no saber a ciencia cierta que se llegará con carga suficiente al final de una larga jornada? No todos lo usamos de la misma forma, y aunque parezca mentira consumimos mucha información en pantalla relacionada con redes sociales, video y juegos móviles. Nuestro teléfono inteligente se ha convertido en una nava suiza, un centro de entretenimiento móvil. Y ahora, por fin, un móvil Samsung de gama alta será capaz de aguantar nuestro ritmo sin contemplaciones.

¿Qué ventaja puede aportar contar con dos cámaras atrás más allá de poder tomar fotos con efecto bokeh? Pues bien, la cámara teleobjetivo no solamente nos permite encuadrar mejor una escena o acercar un objeto situado a cierta distancia al tomar una foto si no también mientras estamos grabando un vídeo: precisamente una de las cosas que le falta al P20 Pro de Huawei, y que en mi experiencia aportará valor a cierto grupo de usuario (por ejemplo amantes de los deportes o que preparan contenido de viajes). Y que no se me olvide de mencionarlo, el zoom óptico de la cámara teleobjetivo del Galaxy Note 9 es de dos aumentos.

¿Qué puedo decir de la pantalla? Esta vez quizás sí pueda decir que es la mejor que he tenido la oportunidad contemplar: de tipo Super AMOLED, con resolución QuadHD+ y con 6,4 pulgadas de diagonal. Y luego está, claro, el hecho de que en exteriores en días soleados todo sea vea estupendamente si el brillo del panel está al máximo de capacidad. Como se suele decir, “ver para creer”. Además, la tecnología de pantalla usada en el Galaxy Note 9 contribuye a acotar el consumo de energía. Y por si no lo sabías, de fábrica la resolución viene prefijada en FULL HD+.

Hay más cosas que me han gustado, pero casi que eches un vistazo al vídeo para descubrirlo.

Lo que menos me gusta del Galaxy Note 9

En mi opinión el Galaxy Note 9 no es perfecto, y no lo digo por el precio, tampoco por el peso de más de 200 gramos, y menos aún por lo grande que se siente en la mano. ¿Qué sucede con el sensor de huella dactilar? Sigue sin terminar de convencerme, aunque la respuesta sea buena: y tampoco la respuesta es la más rápida del mercado, aunque algo más que los móviles de LG. Creo que falta separar un poco más el sensor de huellas de la zona de la cámara, pues a tientas la capacidad de localizar la superficie de lectura no es la que le gustaría a todo el mundo (supongo que la cosa cambiará al tener instalada una carcasa).

Otra de las cosas que no me convencen es el propio diseño del área de las cámaras traseras: estéticamente no el mejor trabajo de los responsables de producto coreanos. ¿Importa esto? En realidad, si lo pienso fríamente, no tiene realmente importancia a efectos prácticos. Y además, la parte del diseño está sujeta a una valoración con importantes tintes subjetivos. Para gustos colores, esa podría ser la coletilla para esto.

Y así, a bote pronto, no se me ocurre nada más que reprocharle salvo que el reconocimiento facial funciona peor que otros productos evaluados y testados de noche: por ejemplo, el caso del OnePlus 6. Ahora ya casi que te recomiendo nuevamente que eches un vistazo a mi largo vídeo sobre el Samsung Galaxy Note 9, con el que estoy seguro se te van a aclarar un buen número dudas.

En todo caso, por si eres más de las Galaxy S series, aquí abajo te dejo mi vídeo review del Galaxy S9+.

 

 

Anuncios

Deja un comentario