Consejos y puntos clave para exprimir la triple cámara trasera del Huawei P20 Pro

El Huawei P20 Pro está considerado por muchos, incluido yo, el mejor Smartphone hasta el momento para tomar fotografías. ¿Por qué? Si lo analizáramos encontraríamos un buen puñado de razones, pero todas ellas tienen que ver con la composición de la triple cámara trasera: una con sensor monocromático de 20MP y apertura F1.6, otra principal con sensor RGB de 40MP y apertura F1.8, y finalmente una cámara teleobjetivo con sensor de 8MP y apertura F2.4.

Captar el momento con una buena foto no es un ejercicio tan sencillo como darle al botón virtual de capturar. Hay que buscar el encuadre óptimo, tratar de mantener el pulso firme (especialmente de noche), escoger bien los parámetro que ofrece el software si quieres obtener un resultado más PRO, y por supuesto tener la certeza de que lo que hay frente a ti es algo digno de inmortalizar. Todo el mundo puede hacer una foto, pero no todo el mundo sabe captar aquel momento que merezca la pena recordar.

Así pues, ¿Qué cosas debes tener en cuenta para exprimir al máximo la triple cámara del Huawei P20 PRO?

Fotos de noche a 10MP de resolución

Después de probar a fondo el Huawei P20 Pro, y enfrentarme a escenarios con condiciones de iluminación adversas, puedo asegurar que estamos ante el único Smartphone del mercado capaz de darnos plena confianza a la hora de inmortalizar por ejemplo una puesta de Sol, unos metros de calle bañados en la penumbra, una fiesta de cumpleaños a oscuras o las luces titilantes de una ciudad vistas desde un mirador. ¿Crees que es preciso activar el modo “noche”? Ahí está lo bueno, por que mi respuesta es un NO rotundo.

Lo bueno de tener una cámara principal con sensor de 40MP es que se puede sacar provecho de la tecnología “Light Fusion”, es decir, combinar 4 pixeles en 1 solo para impulsar la luminosidad y, gracias a ello, obtener unas fotos de noche como nunca antes se habría imaginado. Ólvidate de las cámaras compactas con un gran sensor o de las réflex instaladas en un trípode funcionando con tiempos de exposición largos. Con tu Huawei P20 Pro lo único que tienes que hacer es asegurarte que la resolución de imagen está fijada en 10MP.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Es en mi opinión necesario activar el modo “noche” para dar más luz a la escena? Teniendo en cuenta mi experiencia en condiciones de pobre iluminación puedo asegurar que no: de hecho las diferencias son mínimas y, a decir verdad, en determinadas tomas agradecerás que se realcen menos las áreas oscuras. Es cuestión de probar y comparar, pero ya verás que en “automático” y a 10MP quedarás totalmente convencido del resultados: quizás solo usaría el modo noche estando en un mirado con vistas a la ciudad, para captar el más mínimo detalle y la máxima expresión de las luces.

Por otro lado, por si te lo preguntas, sí se pueden tomar fotos nocturnas a 40MP pero te darás cuenta que no compensa el resultado al no realzarse las áreas lejanas a los puntos de luz incandescentes: y aunque hayas fijado el tope de resolución del sensor, al pasar a modo “noche” se obtiene por defecto un tope de 10MP (3648×2736 pixeles). Con el Huawei P20 Pro sí apetece tomar fotos aunque las condiciones de iluminación no sean óptimas.

Obtener fotos a 10MP y 40 MP con una sola captura

Ya que tienes un Smartphone cuya cámara principal trae un sensor de 40MP, ¿Por qué no aprovechar al máximo dicha capacidad? El porqué uno querría obtener una imagen a máxima resolución sería con la intención inmediata o futura de imprimirla en gran formato, para presumir de ella en monitores o pantallas de alta resolución, para escalarla con posterioridad o para realizar una edición en plan PRO (si se dispone del archivo con extensión DNG).

La foto a 10MP, a parte de que es más luminosa y bastante más convincente de noche, sería la recomendable para compartirse a través de las redes sociales, por mensajería instantánea o para ser impresa en formato papel a tamaños de hasta 10×15: saltar de 10MP a 40MP implica que el peso de archivo va a más que triplicarse, por lo que ocupará un espacio extra y restará más MB en tu plan de datos móvil si la mandas a alguien. Además, ¿Para qué tener una foto a máxima resolución si luego no le vas a sacar provecho?

 

En mi experiencia hay dos formas de obtener fotos a 10MP y 40MP. En primer lugar puedes ir cambiando de forma manual entre ambas configuraciones, lo que supone pulsar sobre la pantalla no más de cuatro veces para cada cambio antes de pulsar sobre el botón virtual de captura. Y en segundo lugar puedes optar por aprovecharte del modo de cámara “profesional”, que con el ajuste adecuado evitará la molestia de ir cambiando de resolución a cada rato.

Así pues, ¿Cómo se puede obtener en un solo disparo las dos resoluciones de imagen deseadas? Pues es tan sencillo como activar el modo de cámara “profesional”, entrar en los ajustes desde el acceso con forma de tuerca emplazado en la esquina superior izquierda, y a continuación activar la opción formato RAW. Ahora, cada vez que tomes una foto con ese modo de cámara (asegúrate que todos los parámetros están en automático) se almacenará una foto a 10MP con extensión de archivo JPG (que es la que habrás fijado ya con anterioridad) y otra a 40MP con extensión de archivo DNG. Claro está, la foto en formato RAW es solamente para editar con programas para PC como Adobe Photoshop.

Que brillen los retratos con o sin efecto bokeh

¿A quien no le gusta tomar un buen retrato y desenfocar el fondo? La proliferación de las cámaras duales, en este caso triple, ha hecho que cada vez que queremos hacer la foto a alguien pensemos en aplicar un efecto “bokeh”. Y con respecto a esto en mi opinión el P20 Pro tiene en su haber cualidades más que sobradas para que el resultado sea el que uno pretende alcanzar. Eso sí, tendrás que decidir si quieres que la foto rezuma color o un buen toque retro utilizando el sensor monocromático de 20MP.

Yo suelo usar para retrato el modo de cámara “apertura”, y la razón de optar por él es que puedo ajustar el efecto desenfoque al manejar valores de apertura entre F16 (no hay desenfoque) y F095 (desenfoque máximo), y también que se puede aplicar un zoom de x2 y x3 aumentos. Una vez almacenada la captura EMUI permite cambiar la apertura para restar o impulsar el desenfoque de los elementos que quedan en planos más retirados de nosotros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Puede interesarte el modo “retrato”? Con él se puede regular el efecto belleza, es decir, hay un máximo de 10 niveles para difuminar la piel y esconder posibles imperfecciones; también aplicar efecto bokeh, con un nivel intermedio más o menos equivalente a F4; y luego se podría disfrutar de un extra llamado “iluminación escénica”, que seguramente guste a quienes quieran jugar con la iluminación (con posterioridad utilizando nuevamente el editor de imágenes de EMUI).

En realidad hay cinco opciones de iluminación, permitiendo iluminación escénica destacarle a uno y oscurecer completamente el resto del plano. Luego, con el editor de imágenes del sistema operativo, se puede cambiar a las otras alternativas de iluminación a fin de intensificar la iluminación del área sobre la que se pone el foco (nuestro rostro, claro está). En mi opinión es un aporte más para jugar con las posibilidades del Huawei P20 Pro pero que, en realidad, yo nunca uso en mi día a día.

Para terminar, y con el fin de obtener un retrato de lo más tradicional, hay que deslizarse por los modos de cámara hasta el escritorio “Más” y ahí activar la opción “monocromático”. ¿Qué se consigue con esto? Utilizar la cámara con sensor monocromático dedicado de 20MP, que estoy convencido te va a encantar: ahí puedes elegir nuevamente entre jugar con la apertura (F095 a F16) o bien activar la modalidad retrato que, eso sí, no te permite aplicar zoom de x3 aumentos.

Modo profesional, control sobre la escena

La mayoría de las veces uno solo quieres lanzar la aplicación de cámara y darle al botón en pantalla de disparo. Así de simple. Pero, ¿Qué puede hacer uno si el Huawei P20 Pro se resiste a enfocar correctamente? No es que el teléfono tenga problemas para eso por lo general, pero con dicho Smartphone y otros de gama equivalente me he encontrado que por características del objeto o por suma cercanía no se logre definir correctamente el plano en automático: en ese caso activa el modo de cámara “profesional” y en tiempo real ajusta el enfoque seleccionando el segundo parámetro comenzando por la derecha (luego activa la opción MF, de “manual focus”).

Otra de las razones por las que suelo emplear el modo “profesional” con mi Smartphone es para sacarle provecho al parámetro que regula el tiempo de exposición: si la idea es captar la mayor luz posible en un encuadre en la penumbra o sin apenas luz te recomiendo ajustar valores de exposición entre 20 y 30 segundos (el máximo posible). El resultado, puedes creerme, te va a impresionar. Por supuesto, como te imaginarás, será preciso utilizar un trípode para que la imagen no se muestre corrida: por muy buen pulso que tengas, un soporte fijo es imprescindible.

¿Algo más por lo que yo mismo utilizaría el modo profesional del Huawei P20 Pro? Para tomar fotos en eventos de presentación de producto, en los que suele haber juegos de luces y un escenario especialmente iluminado: aquí la idea es mantener el valor ISO al mínimo, 50 o 100, de forma que se lograría con ello definir perfectamente el área que realmente importa y que es la que emite mucha luz, al mismo tiempo que se eliminaría el ruido en la escena. Otro ejemplo de uso sería el de tomar fotos en un concierto o para captar un monumento con gran iluminación (aunque quizás el valor ISO debería ser algo más alto, de 100 o 125).

Y que no se me olvide, al usar la cámara con sensor monocromático también se puede activar el modo profesional para manejar los parámetros mencionados y otros comunes como el nivel de exposición, el balance de blancos o el tipo de medición.

Sonrisa…¡Y acción!

Cuando salgo a probar las cámaras de los teléfonos recibidos para análisis siempre me llevo mi selfie-trípode bajo el brazo para poder capturar esas fotos con efecto bokeh que se pueden obtener con las soluciones duales. ¿Qué opciones se pueden barajar en caso de no haber nadie que vaya a pulsar el botón de capturar? En primer lugar contamos con el clásico temporizador de 2, 5 o 10 segundos; también esta el siempre práctico control remoto por bluetooth, que suele venir con los palo selfies menos sencillos; y finalmente se dispone de un reconocimiento de “sonrisa”.

Lo malo del temporizador es que cada vez que quieres tomar una foto debes tocar sobre la pantalla y recuperar la posición deseada en el encuadre: una forma de hacer claramente inviable cuando la foto requiere de adoptar cierta postura o puesta en escena, para ello no bastando diez segundos de preparación. No falta decir que si se quieren tomar fotos en secuencia el uso de un temporizador no es nada factible.

¿Es el uso de un control remoto por bluetooth la solución perfecta? Más bien sí, básicamente por que uno tiene el control total sobre el momento en el que se quiere y se está listo para proceder con el autorretrato deseado. Una vez se tiene el encuadre y distancia focal correcta, ya no hay más que tocar sobre el botón de captura del dispositivo bluetooth tantas veces como sea preciso. Si quieres un consejo trata de encontrar un palo selfie con patas, lo que permite usarlo como trípode: el mío de Huawei lo he probado ya con decenas de móviles para review.

Ahora bien si quieres tomarte una buena selfie con la cámara trasera, sin utilizar trípode y agarrándolo simplemente con la mano alzada, no tienes más que activar la función “capturar sonrisas” desde los ajustes generales de la aplicación de Huawei. No falta decir que la cámara del Huawei P20 Pro actuará una vez detecte que estás sonriendo o, mejor aún, si te estás riendo a carcajadas. En mi opinión esta función se comporta francamente bien y, tras escuchar el sonido propio del terminal, sabrás a ciencia cierta que la captura ha tenido lugar con éxito.

Sé un profesional obteniendo fotos en formato RAW

Cómo ya he dicho anteriormente, y ya que se dispone de una cámara con sensor de 40MP, ¿Porqué no sacarle partido? Si tienes instalado en tu PC o Mac el programa Adobe Photoshop, y además te gusta la fotografía y retocar imágenes para darle otro aire más allá de lo obtenido en su momento, almacenar una foto en formato RAW puede que sea aquello que andabas buscando.

Ten en cuenta que no puedes obtener las fotos en formato RAW usando el modo de cámara automático, así que cambia al modo “profesional” deslizando el dedo sobre la pantalla. Más allá de poder realizar ajustes sobre parámetros varios, para obtener las fotos en el formato más PRO necesitas dirigirte a los ajustes generales de la aplicación y asegurarte de que el botón a la derecha de la opción RAW está marcado en color azul (si está en “gris” pulsa sobre él para habilitar).

¿Qué te vas a encontrar cada vez que pulses sobre el botón de captura? Una foto con extensión de archivo JPG con la resolución escogida, que podrás manejar como quieras y compartir libremente por las vías que quieras; y luego se almacenará una copia a máxima resolución (40MP) pero con extensión de archivo DNG, destinada básicamente para la manipulación con herramientas para PC adecuadas.

Debes ser consciente también que el peso de archivo de una fotografía almacenada en formato RAW es ostensiblemente mayor que la típica que obtendríamos por normal general: he tomado una muestra esta mañana que a 40MP y en JPG ha ocupado un espacio en memoria de 9,28MB, mientras que la réplica en DNG ha restado 79,89MB al almacenamiento disponible en mi Huawei P20 Pro. En otras palabras, tomar 12 fotos en formato profesional acapararían la friolera de 1GB.

Fotos macro con objetivo externo

¿Se puede ir más allá de las fantásticas lentes Leica incorporadas por el Huawei P20 Pro? En su día lo probé con el Huawei P10, y recientemente le he dado la oportunidad a la lente macro x10 modelo PL-M1 de Aukey con mi Smartphone de uso habitual: una buena forma de capturar detalles que, de otra forma, serían imposible de plasmar en una foto.

En realidad no es nada fácil obtener fotos nítidas, por que un leve cambio de distancia puede desenfocar lo suficiente para que la captura quede algo borrosa. De hecho reconozco que han sido varias las tomas realizadas para obtener imágenes como las que estoy compartiendo en este artículo, pero al final un ejercicio de paciencia y persistencia creo que dará los frutos deseados.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La lente de Aukey encaja perfectamente en las Leica del P20 Pro, y los márgenes no quedan para nada oscurecido: eso sí, con la cámara teleobjetivo ha habido muchos momentos en los que la imagen ha desaparecido por que el terminal interpretaba que estábamos tapando la lente. Es cuestión de paciencia y de desactivar el zoom para recuperar el enfoque.

Usar una lente macro externa está destinado a fotos muy concretas, para captar esos detalles que se escapan incluso al ojo humano y las propias capacidades del sensor incorporado en mi caso en el Huawei P20 Pro. Te recomiendo echar un vistazo al vídeo que preparé en su día con la lente macro de Aukey combinada con el Huawei P10, para que veas como se aplica y qué resultados me dio en su día. Hay que tratar de sacarle el mayor provecho posible a la tecnología. ¿No crees?

Efecto velocidad y el detalle del movimiento

¿Nunca te ha pasado que al practicar senderismo por las montañas de repente se llega a un punto donde tiene un lugar un impactante salto de agua? Yo al menos esa sensación la he tenido en varias ocasiones cuando he visitado el Parque Nacional de Aigüestortes y he subido a la zona de los lagos: siempre pienso en cómo tomar una foto con el agua discurriendo de forma sedosa, como si estuviera en cierto modo pintada en un cuadro. La típica captura en plan profesional que ilustra guías de viajes o que, de vez en cuando, uno se encuentra en revistas especializadas.

El Huawei P20 Pro tiene el llamado modo de cámara “pintura con luz”, incluido en el escritorio “más”, que al activarlo muestra tres posibles funciones: estelas de luces, que sería el idóneo para captar las luces del tráfico de la ciudad de noche; graffiti de luz, para dibujar mientras se mueve el móvil; estelas de estrellas, que técnicamente debería usarse en una región no contaminada por el impacto de luces incandescentes (en el campo); y finalmente “aguas suaves“, que sería precisamente una de las opciones que te interesa conocer.

Debo decir de antemano que es preciso usar trípode para manejar tres de las cuatro opciones que brinda la modalidad de “cámara pintura con luz”, pues al fin y al cabo lo que a uno le debe interesar es definir la trayectoria y la estela que deja un objeto en movimiento: incluso para evitar el balanceo del dispositivo, al tocar la pantalla para iniciar y detener la captura, no estaría de más usar un control remoto por bluetooth. De hecho en el momento de la captura con la opción “aguas suaves” ya se aprecia como va calando el efecto sedoso del agua que cae en una cascada o que brota de una fuente: y si es de noche, y hay tráfico en la calle, para que quede la estela de los faros de los vehículos al transitar es preciso pasar a la opción “estelas de luces”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres cazar una mariposa y disfrutar del recorrido al completo del movimiento? El Huawei P20 Pro permite grabar a cámara lenta a tres velocidades distintas: una de ellas a 120 fps, siendo lo bueno de esta configuración que la resolución de imagen es FULL HD (1920×1080 pixeles); y luego si se aumenta a 240 fps y a 960 fps la resolución es HD (1280×720 pixeles). Mi opción favorita, especialmente para compartir contenido a ser visto en pantallas pequeñas, es la de 960 fps aunque en calidad no sea lo que uno desearía.

Para terminar este artículo me gustaría puntualizar algunas cosas más disponibles en los ajustes generales de la app de cámara:

  • Puedes añadir una marca de agua “Leica”, por si quieres presumir de Smartphone cada vez que tomas una foto
  • Yo tengo desactivada la IA en mi P20 Pro, para evitar que sature los colores y que use un modo de cámara no deseado (opción “toma inteligente”)
  • Activar la “cuadrícula en pantalla” te va a ayudar a encuadrar mejor, y sobretodo me ayuda mucho a mí al realizar comparativas
  • Yo tampoco tengo activo el “enfoque predictivo 4D”, que técnicamente te ayuda a enfocar objetos en movimiento: pero yo prefiero usar el enfoque manual por ejemplo con el ajuste específico del modo “profesional”.
  • En “función tecla volumen” te puede interesar seleccionar la opción “foco”. ¿Qué te permite esto? Precisamente enfocar manualmente sin necesidad de activar el modo de cámara profesional. Éste sería un ajuste especialmente recomendado.

 

Anuncios

Deja un comentario