Opinión Huawei Mate 10 Pro, una cuestión de autonomía de batería

No me extrañaría nada que tuvieras dudas entre escoger un Mate 10 y un Mate 10 Pro, dos Smartphones de Huawei que tienen mucho en común pero que también guardan algunas diferencias clave que a más de uno le harán reflexionar con detenimiento. Yo he usado el Mate 10 durante más de cinco meses, pero tras probar la variante “PRO” durante unos días me ha quedado claro qué camino tomaría de poder elegir ahora.

El Mate 10 Pro es un fenómeno, un terminal con el que hacerse de buenas a primeras y que, migrando desde un Mate 10, se hace más amistoso en el agarre. ¿Es perfecto? En realidad, si lo pienso por unos instante, nunca me he encontrado con el producto redondo mas sí los que pueden acercarse a la idea que tiene uno de lo “ideal”. A continuación me gustaría indicar las carencias del Mate 10 Pro, tomando como referencia la variante con pantalla 16:9:

  • No cuenta con conexión de 3,5 mm,
  • No se podrá utilizar una tarjeta micro SD para ampliar la capacidad de almacenamiento
  • El sensor de huella dactilar se encuentra en la parte posterior
  • La pantalla cuenta con una resolución nativa FULL HD+

Las carencias del Mate 10 Pro, ¿Son realmente un problema?

A nadie le gusta perder opciones, y menos cuando son productos de alto coste para las finanzas personales de cada uno. ¿Es realmente un contratiempo que el Mate 10 Pro no incorpore una conexión dedicada de 3,5 mm para conectar unos auriculares por cable? Para mí no lo sería, pues básicamente utilizo accesorios de audio por Bluetooth, pero puedo entender que para muchos lectores perder esta prestación sea un verdadero problema.

De hecho no termino de entender el por qué se elimina el jack de 3,5 mm, más allá del contar con un perfil más limpio a nivel de conexiones. En todo caso debe tenerse muy presente que en el paquete de venta se incluye un adaptador para el puerto USB C para conectar unos auriculares con el cable de toda la vida: siempre cabrá la posibilidad de utilizar los incluidos por Huawei, que ya van con conexión USB C integrada.

Para mí el uso de auriculares inalámbricos me supone una gran ventaja para cuando estoy en casa o en la calle, mas ello evita tener que lidiar con el cable: ya no tiro de él sin querer, ni el auricular se me cae de la oreja, y tampoco tengo que hacer peripecias para evitar que el teléfono se caiga por que el cable se traba. Eso sí, aprovechando la conectividad bluetooth, por el momento no se pueden usar los ajustes de audio por software, lo que sí sería una pérdida de valor añadido para muchos usuarios.

El Mate 10 Pro que he usado para realizar el análisis en vídeo cuenta con una capacidad de almacenamiento interno total de 128GB, lo que para mí es más que suficiente. Para dejar constancia, durante los 5 meses de uso de mi Mate 10 de 64GB en ningún momento ha saltado el aviso de memoria interna al límite: revisando ahora la memoria disponible, el sistema indica que todavía cuento con 7,5GB. ¿Conclusión? Que el teléfono no permita alojar una tarjeta micro SD puede no ser crucial, y lo dice alguien que tiene en su Smartphone más de 3500 fotos, un par de juegos pesados y 6,6GB en música mp3.

No se puede decir que el hecho de tener el sensor de huella dactilar detrás sea una carencia, pero si resta sentido operativo al Smartphone si lo solemos tener encima de la mesa y continuamente queremos revisar avisos, notificaciones entrantes y alertas programadas. Sí, será una lata agarrarlo cada vez: con mi Mate 10 solamente tengo que situar el dedo sobre la superficie de lectura del sensor, que está en el marco inferior de la cara frontal.

Al final, si uno lo piensa, no hay más que acostumbrarse al gesto. De hecho, teniendo el Mate 10 Pro el sensor de huella dactilar en la cara trasera nos permite tomarnos una selfie o iniciar un vídeo con la cámara frontal usando la superficie de lectura como botón de captura. E incluso se pueden atender llamadas, detener una alarma o desplegar la ventana de notificaciones.

Para cerrar este apartado. ¿Es tan alarmante que una pantalla sea FULL HD en vez de 2K? En mi opinión, y por supuesto basándome en mi amplia experiencia evaluando terminales, debo articular un NO rotundo. De hecho yo soy más partidario de las pantalla FULL HD o FULL HD+ (ratio 18:9) por el mero hecho de que consumen menos energía, lo que para mí es crucial a fin de poder estirar al máximo cada carga de batería. Yo no creo que debamos dar voz de alarma por no tener paneles de altísima resolución. ¿Te digo un secreto? Los Galaxy S8 y Galaxy S9 tienen la resolución predeterminada de fábrica en FULL HD+ y no en QuadHD+ (la resolución nativa).

Huawei Mate 10 Pro, más autonomía y más manejable

El Mate 10 y el Mate 10 Pro cuentan con el mismo nivel de acabados, procesador y GPU, capacidad a nivel de conectividad, prestaciones del altavoz integrado pero, aunque ambos tienen una batería de 4000 mAh, la variante PRO proporcionará más autonomía: la clave está en que la pantalla es de tipo OLED y la resolución es FULL HD+. ¿Quieres maximizar cada carga de batería? Puedes echar un vistazo a mi artículo dedicado sobre este último punto.

Si hay algo que me pone de mal humor al revisar las hojas de especificaciones de nuevos productos es que la relación entre características de pantalla y mAh de batería sea mala o demasiado justa para un uso intensivo de las funciones del Smartphone. El Xperia XZ2 de Sony sería un buen ejemplo de lo que no es acertar: batería de 3180 mAh para asumir el gran desgaste energético que puede implicar iluminar su pantalla FHD+ de 5,7 pulgadas.

Siempre he puesto el grito en el cielo cuando al realizar el análisis de un nuevo Smartphone no he podido evitar mirar de reojo el indicador de batería por miedo a no llegar al final del día sin carga suficiente. Por suerte para los propietarios del Mate 10 Pro, eso será un gesto que no cabe lugar en el mano diario del teléfono. Se contará con autonomía de sobra. Es más, Huawei ha desarrollado un accesorio muy bueno para propietarios de P10, Mate 9/10 y Mate 10 Lite: una bartería externa compatible con carga rápida.

Por otro lado, y desde el punto de vista de manejo, el Mate 10 Pro es algo más estrecho que el Mate 10. ¿Qué significa esto? Se agarra mejor en la mano, sobretodo si se tiene la mano pequeña, y cabe mejor en el bolsillo del pantalón aunque sea al mismo tiempo algo más largo. Y por si no lo sabías, el Mate 10 Pro es también 8 gramos más ligero. A título informativo, yo uso una carcasa Ringke Fusion para proteger el terminal frente a caídas y golpes, lo que al mismo tiempo aumenta la anchura y largura del terminal.

A continuación me gustaría destacar algunas cosas más del Huawei Mate 10 Pro:

  • Sistema estéreo, aportando el altavoz frontal un refuerzo de agudos
  • Cámara dual con sensor monocromático de 20MP
  • Modo de captura nocturna, siendo imprescindible el uso de un trípode
  • Calidad de imagen con la cámara frontal en fotografía
  • Puerto de infrarrojos, para usar el teléfono como mando a distancia universal
  • Certificación IP67, resistencia a las rachas de lluvia y derramamiento de agua

Mi recomendación para conocer a fondo el producto es echar un vistazo al vídeo que encabeza este artículo, en el que repaso aspectos de diseño, rendimiento y prestaciones tanto de la cámara frontal como de la trasera.

Anuncios

Deja un comentario