Samsung Galaxy S9 Plus (S9+), el “lavado de cara” del Galaxy S8 Plus

¿Qué presentó Samsung el pasado 25 de Febrero en Barcelona en el marco del Mobile World Congress? Nada más y nada menos que el Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus (S9+), lo que viene a ser un lavado de cara del Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus. En otras palabras, se sigue la misma línea de diseño con algunos ajustes, y en cuanto a prestaciones básicamente nos encontraremos con mejoras lógicas de una generación a otra.

El evento de presentación de la compañía coreana fue magno, espectacular y multitudinario, con una gran puesta en escena, y una forma de presentar tratada con tiralíneas: el CEO y otros participantes destacaban con un majestuoso fondo negro detrás. Me encantó el formato típico de un combate de boxeo, con un cuadrilátero rodeado de publico, en este caso periodistas, influencers, clientes e invitados especiales.

El vídeo que encabeza este artículo lo grabé en el propio evento de presentación mundial, cuando el telón que escondía la zona de demos se apartó: fui de los primeros en agarrar el Galaxy S9+, junto a Verownica e iSenaCode. Y lo mejor de todo es que el teléfono venía sin anclarse, para que no estuviéramos limitados a la hora de tomar secuencias y manipular el producto.

Pero vayamos ahora a hablar del producto en base a mi toma de contacto del día 25 de Febrero. ¿Es el Galaxy S9+ un teléfono móvil mejor tomando como referencia la anterior generación? Claro, de eso no hay que tener duda alguna: lo que sí puede concluirse es que el salto cualitativo no es muy grande, mas lo único que ha hecho Samsung es rectificar cosas del Galaxy S8+ e implementar tecnología más actual.

¿Qué es lo que tienen en común el Galaxy S8+ y el Galaxy S9+?

  • Pantalla Super AMOLED de 6,2 pulgadas y resolución QuadHD+
  • Batería integrada de 3500 mAh de capacidad
  • Cargador de 9V-1,8A, compatible con carga rápida
  • Memoria interna total de 64GB
  • Slot para tarjeta micro SD (ahora admite hasta 400GB)
  • Puerto USB de tipoc C
  • Cámara frontal de 8MP AF con apertura F1.7
  • Cara frontal con el mismo aspecto
  • Certificación IP68, resistencia al agua
  • Reconocimiento de Iris y sensor de huella dactilar
  • Auriculares AKG incluidos en el paquete de venta
  • La misma distribución de botones en el lado izquierdo y derecho

¿Dónde están pues las novedades? Una de las más evidentes la encontramos en la parte posterior, y me refiero al emplazamiento del sensor de huella dactilar: ahora en una posición central y de acceso natural al usar el dedo índice, justo bajo la otra gran novedad en el Galaxy S Series de 2018 (sistema de doble cámara tal como viéramos por primera vez con el Galaxy Note 8).

¿Por qué la doble cámara es algo exclusivo del Galaxy S9+ y está ausente en el Galaxy S9? Francamente, no lo entiendo. O mejor dicho, veo más razones para gastar un poquito más y comprar el S9 que más vale la pena. El año pasado lo tuve muy claro, pues por 100 euros más preferí 500 mAh más en capacidad de batería y 0,4 pulgadas extra en tamaño de pantalla: yo compré mi Galaxy S8 Plus para realizar las pruebas y comparativas de 2017.

No soy muy fan de las cámaras teleobjetivo con capacidad de aportar un zoom óptico de dos aumentos, pues prefiero disponer de un buen angular o un buen sensor monocromático en su defecto. Sin embargo, el tener una doble cámara es este año otra poderosa razón para dejar en la cuneta el Galaxy S9 “normal”. Cuando se llega a cierta cantidad de montante de euros, dólares, libras, soles, pesos mexicanos… creo que puede ser conveniente hacer un esfuerzo para no quedarse a medias con la elección.

Aún no he probado el Galaxy S9/Galaxy S9+, pero la doble cámara trasera promete una experiencia en fotografía y grabación de vídeo como mínimo tan satisfactoria como lo vivido en persona con mi Galaxy S8+. Sin embargo, y como mejora, en esta ocasión también contaremos con la posibilidad de grabar secuencias en movimiento a super cámara lenta para captar el más mínimo detalle en ciertos movimientos: imagínate el aleteo de una paloma o el sprint de un corredor llegando a la meta.

¿Emojis animados? El lector probablemente recuerde lo que implementó Apple con sus iPhone 8 y iPhone X, y Samsung obviamente no ha querido ser menos. Y no, no es precisamente una innovación de la que presumir. Los Emojis animados los probé con calma en mi visita al stand de Samsung en el pabellón 3 del recinto ferial de Barcelona, siendo algo divertido pero que carece en realidad ya carece de novedad: y hay que reconocerlo, los del iPhone son más resultones.

El Samsung Galaxy S9+ representa una mejora generacional, con 2GB de RAM extra, procesadores Qualcomm y Exynos de última generación y….una innovación con respecto a la cámara trasera principal que, cuando tenga el terminal en la mano, deberé poner a prueba a conciencia: una apertura dual automática F1.5/F2.4 que, en teoría, permitirá dejar entrar más o menos luz en función de las condiciones de iluminación de la escena. Sobre el papel es prometedor, veremos si sobre el terreno es o no impactante a nivel de resultados.

La nueva perla de Samsung ya está aquí. ¿Qué será capaz de ofrecer? Habrá que esperar a recibir una unidad de pruebas para sacar conclusiones y compararla con mi Galaxy S8+. ¿Valdrá la pena el cambio? ¿Merecerá la pena apostar por la última generación Galaxy S o ir a por la generación pasada? Son preguntas a las que trataré de responder con la comparativa que está por llegar.

Por si te interesa, aquí tienes mis conclusiones sobre el Galaxy S8+ tras 50 días de uso:

 

Anuncios

Deja un comentario