Opinión Huawei MateBook X, ¿Qué sensaciones me ha dejado?

Hacía tiempo que no manejaba un portátil que no fuera el mío, y ha sido el MateBook X de Huawei el conejillo de indias que se ha prestado a compartir unos días de mi tiempo. ¿Qué tengo entre manos? ¿Qué cabe esperarse de él? Una de las primeras cosas a dejar claras debería ser su precio de venta, que en la tienda online de Amazon España está fijado en 1399 euros para una versión con procesador Intel Core i5, 8GB de RAM y unidad SSD de 256GB.

Este ordenador portátil, cuyo peso apenas rebasa el kilogramo, es una herramienta que puede fácilmente trasladarse de un lado a otro ya sea en una pequeña bolsa, una funda de mano o en una cartera ejecutiva. Tras unos días de uso, como periodista que asiste de tanto en cuando a eventos fuera de España, este MateBook no sería una mala herramienta para ir ligero y poder redactar un artículo allá donde estuviera.

No suelo evaluar productos tecnológicos de este tipo, pero era difícil resistirse a la idea de manejar por unos días el MateBook X, lo más top de Huawei en dispositivos de movilidad enfocados a productividad. Soy ya orgulloso propietario de un Mate 10 y de dos generaciones Watch, así que podríamos decir que ya llevo más de una semana disfrutando de un completo ecosistema de la marca Shenzhen. ¿Puedo asegurar que ha cumplido con todo lo que esperaba de él? A través de las siguientes líneas podrás sacar tus propias conclusiones.

Un producto ligero que puede presumir de diseño

Una de las primeras cosas que he comprobado ha sido si efectivamente el dispositivo es más compacto que las dimensiones de una hoja A4. No hay duda a cerca de ello, al igual que su acabado premium. ¿Se podía pedir menos de un PC portátil con precio de venta cercano a los 1500 euros? Contamos con un sólido chasis metálico, que combina con acierto con el cristal Gorilla Glass de la pantalla y el plástico de las teclas del teclado.

El MateBook X está disponible en tres variaciones de color, aunque yo he recibido la más sobria de todas ellas (Space Grey). La elegancia del producto rezuma por todas partes, mas a simple vista no sabría sacarle pegas en ese sentido: pero eso no significa que no eche en falta disponer ciertas conexiones que, en mi portátil, no requieren del uso de un adaptador.

El área de pantalla está bastante bien estilizada, habiendo marcos laterales de 0,4 cm de amplitud, un marco superior de 0,9 cm y finalmente un marco inferior que no supera los 1,3 cm. Se podría decir que a nivel visual este portátil es muy agradecido cuando se está disfrutando de contenido a pantalla completa. Al igual que pasa en un Smartphone, cuanto menores sean los marcos mayor sensación envolvente se genera.

¿Cuál es mi opinión a cerca de la conectividad de este equipo? Quizás sea lo que menos me gusta, a no ser que se lleve encima el imprescindible adaptador incluido en la caja. En el lateral izquierdo hallamos el puerto USB C de carga y el conector para auriculares, mientras que en el lado derecho no hay más que un puerto USB C para conectar el “HUB” con las siguientes opciones a nivel de conectividad:

  • x1 puerto USB 3.0, que servirá para conectar dispositivos de almacenamiento tan básicos como una memoria USB, un disco duro móvil o de escritorio, el dongle de un ratón externo o incluso un replicador de puertos USB (para mí sería básico).
  • x1 salida HDMI estándar. Me gusta que se haya incluido esta opción, lo que permitiría trabajar con el MateBook X de una forma más magnificada. Yo ya hace tiempo que uso mi portátil con una pantalla externa, aunque en este caso la salida de vídeo tendría una utilidad concreta en ámbitos laborales para, por ejemplo, conectarse a un proyector con el fin de llevar a cabo una presentación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • x1 salida VGA de 15-pines. Para el uso que yo haría de este portátil esta conexión sería para mi sobrante, aunque entiendo que en entornos profesionales tenga todavía bastante sentido.
  • x1 puerto USB de tipo C. Nuevamente este puerto lo habría sustituido por uno USB 2.0 o 3.0, pues nunca está de más tener puertos disponibles para conectar dispositivos de almacenamiento o periféricos varios. ¿No crees?

Así pues, aunque se trata de un dispositivo ultra ligero y con un grosor de récord (hasta 12,5 mm), echo en falta disponer de dos puertos USB 2.0 o 3.0: pero mis deseos, como es lógico, hubieran aumentado el grosor del MateBook X y, por tanto, en cierto modo habrían restado encanto al dispositivo. Como se suele decir, no se puede tener todo en esta vida.

La base del portátil, que es metálica, cuenta con tres tornillos de precisión para, a mi entender, dar acceso a ciertos componentes hardware. ¿Qué más hallamos en la base? Cuatro pies de goma circulares de 1,7 cm de diámetro, lo que va a generar una buena dosis de fricción con la superficie donde se apoye el MateBook y así evitar que se desplace mientras lo usamos.

Manejando el MateBook X, ¿Resulta cómodo?

A la hora de comprar un portátil, la mayor de las preocupaciones a las que considero debe enfrentarse el comprador es algo tan “sencillo” como asegurarse de que se va a sentir cómodo a la hora de utilizar el teclado que incorpora. ¿Qué opinión merece el MateBook X a este respecto?

No voy a negar que necesité un breve periodo de adaptación al comenzar a usar este PC de Huawei, pero viene a ser lógico teniendo en cuenta que estaba acostumbrado a un teclado externo con teclas con mayor recorrido y con un sistema estructural distinto. La cuestión es que, tras dos días redactando las entradas de este blog con el MateBook, ya pude sentir que la “curva de aprendizaje” iba por buen camino: ahora mismo, mientras escribo este post, íntegramente desde el portátil de Huawei, puedo asegurar que estoy totalmente adaptado.

El teclado del portátil ocupa una superficie útil de 27,6 cm de ancho por 10,5 cm de alto, lo que en mi opinión hace que me sienta cómodo con el tamaño (1,6×1,6cm) y espacio disponible entre las teclas (0,2 cm). ¿Existe retroiluminación? Por  supuesto, aunque solamente dos niveles de intensidad: no considero que haya mucha diferencia entre ellos, bastando con fijar el primer nivel.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el teclado se cuenta con teclas especiales dedicadas, más allá de las típicas que se puedan disponer en un teclado externo convencional: una única para ajustar la retroiluminación de las teclas, dos específicas para ajustar el brillo de la pantalla (con hasta 10 niveles), otras dos para aumentar o reducir la intensidad de sonido (con hasta 50 niveles), una que silenciaría el micrófono integrado, la que se encargaría de apagar o encender la conectividad Wi-Fi, y finalmente una última que nos lleva a una pantalla desde donde gestionar algunos ajuste del PC.

¿Y qué puedo comentar a cerca del touchpad? Es una herramienta de manejo esencial, a no ser que se tenga pensado ya conectar un ratón inalámbrico. En mi opinión aporta una gran respuesta, no solamente al mover el cursor de un lado a otro de la pantalla, sino también cuando practicamos un “doble tap” para seleccionar un texto o, con dicha selección, hacer uso del tradicional botón derecho de los ratones convencionales.

Pero también es necesario recalcar una serie de gestos avanzados que se pueden aplicar sobre el tochpad para ir un poco más allá de las acciones clásicas:

  • Con dos dedos realizando un gesto vertical se puede hacer “scrolling” sobre una página web o sobre un documento cualquiera.
  • Practicar zoom realizando un gesto con el dedo pulgar y el dedo índice, o bien con los índices de las dos manos. Luego se podría, con los dos dedos apoyados simultáneamente sobre el touchpad, realizar un gesto circular.
  • Con tres dedos y realizando un gesto vertical de arriba a abajo se escapa de todo y se vuelve al escritorio de inicio de Windows.
  • Con tres dedos, y esta vez realizando un gesto vertical pero de abajo a arriba, se presentan las ventanas de los programas y carpetas que figuran en la barra de tareas de la interfaz del sistema. Puede ser una forma más visual para cambiar de actividad o cerrar aquellas que no se necesiten.
  • Si ahora aplicamos los tres dedos simultáneamente sobre el touchpad pero el gesto lo realizamos de derecha a izquierda, o de izquierda a derecha, podemos saltar de un programa o directorio a otro: sin levantar los dedos sobre la superficie se puede controlar mejor a donde queremos cambiar, lo que es especialmente útil si tenemos muchas cosas en marcha.

Experiencia multimedia y Dolby ATMOS

El Huawei MateBoook no es solamente un producto bonito, con buenos acabados y un peso de apenas 1 kilogramo para llevarlo cómodamente de un lado otro. ¿Crees que no será capaz de satisfacer tus exigencias a nivel sonoro? Lo cierto es que sorprende y mucho ver como se desenvuelve cuando subimos el volumen a un 80% y experimentamos con los ajustes de audio proporcionados por la aplicación de los laboratorios Dolby.

No se puede negar que el portátil tiene un precio de venta elevado, pero al menos contaremos con una calidad de audio a la altura de las circunstancias de la mano de la tecnología Dolby ATMOS. ¿Se marca realmente la diferencia? Te puedo asegurar que así es. Los altavoces se emplazan junto a la esquina derecha e izquierda de una zona con más de 1200 pequeños orificios ubicada entre el teclado y la pantalla.

Los ajustes de Dolby no solamente permiten escoger entre 5 modos de sonido predefinidos si no también ser meticuloso al manejar un ecualizador gráfico de 20 bandas. Al fin y al cabo no suena igual la música trance de Paul Van Dyk que la música pop de Elton John. ¿No crees? Asimismo, fijando un nivel de volumen del 100% no he observado distorsión del sonido al reproducir música.

¿Es también el MateBook X un buen portátil para reproducir películas y series en formato DivX o vídeos de YouTube en Alta Resolución? La pantalla, con panel IPS de 13″, cuenta con una gama de color sRGB del 100% y una resolución de 2160×1440 pixels. Como siempre todo depende de la calidad de la fuente que se pretenda reproducir. Además, para recintos de interior, el panel me parece suficientemente brillante a una intensidad del 80%.

También creo importante señalar que al reproducir vídeos la parte correspondiente a la voz suena con claridad, y más aún si se escoge el ajuste de sonido “VOICE”. La experiencia sonora me parece tan sobresaliente como al reproducir música, habiendo utilizado para ficheros digitales el programa VLC, que cuenta también por si solo con una amplia variedad de opciones de vídeo y de audio.

Antes de terminar esta sección también me gustaría señalar que al utilizar auriculares inalámbricos, en mi caso unos Plantronics BlackBeat Pro 2, se desactivan los ajustes avanzados de Dolby. ¿Y bien? La calidad de audio sigue siendo tan alta como las prestaciones del accesorio utilizado pueda dar. Así de simple.

Poco más de 5 horas de tiempo de uso

A la hora de valorar el tiempo de uso de la batería de un portátil como el MateBook X hay que tener en cuenta que no se trata de una ciencia exacta y que, aunque el indicador de batería sugiera un tiempo aproximado, el valor final en horas y minutos puede ser ostensiblemente inferior.

Este ordenador incorpora una batería de 5449 mAh de capacidad que en mi caso en particular, y con la última carga completa en uso, he obtenido escasamente más de 5 horas (303 minutos) hasta que el MateBook ha entrado automáticamente en reposo. ¿Cuál ha sido mi configuración personal del equipo?

  • Régimen energético fijado en la opción “balanceado”
  • Wi-Fi y Bluetooth siempre operativos
  • Brillo de pantalla fijado al 80%
  • Retroiluminación del teclado desactivado

A continuación te voy a proporcionar datos específicos medidos por mi mismo mientras usaba el MateBook X para trabajar y disfrutar de tiempo libre:

  • Del 98% al 78%: trabajando online en los artículos de mi blog (1h21m)
  • Del 76% al 66%: trabajando online en los artículos de mi blog (44m)
  • Del 65% al 47%: reproduciendo una película en formato DivX desde una unidad USB conectada al adaptador de Huawei, habiendo fijado un nivel de volumen del sonido del 80% (66m)
  • Del 47% al 23%: trabajando online en los artículos de mi blog, escuchando música a un nivel de volumen de sonido del 80% (1h1m)
  • Del 23% al 11%: trabajando online en los artículos de mi blog, escuchando música a un nivel de volumen de sonido del 80% (39m)
  • Del 7% – apagado automático: trabajando online en los artículos de mi blog, escuchando música a un nivel de volumen de sonido del 80% (12m)

Para terminar. ¿Cuánto lleva cargar la batería por completo? Mientras redacto este artículo, por supuesto con el MateBook X, he podido comprobar sobre el terreno como ha sido preciso invertir un total de 2 horas y 55 minutos.

Valoración final

Una de las últimas prestaciones a tener en cuenta del MateBook X la encontraremos al lanzar el programa “MateBook Manager” y luego en “Configuración del sistema”: Huawei ha incluido un sensor de huella dactilar, que curiosamente se ha integrado en el botón de encendido del portátil. ¿Funciona bien? Intachable, al mismo nivel que los móviles P y Mate Series: solamente rozar la superficie de lectura el sistema reacciona automáticamente. Una buena forma de blindar el contenido albergado en la unidad SSD.

Han sido un buen puñado de días utilizando este portátil como herramienta de trabajo y, por que no decirlo, como solución de entretenimiento para básicamente reproducir los capítulos de mis series de TV y alguna que otra película. ¿Qué tres atributos destacaría de este MateBook? En primer lugar el diseño, pues me parece un producto muy cómodo de llevar de un lado a otro; en segundo lugar la calidad de audio, lo que sorprende y mucho a pesar de saberse antemano que se cuenta con tecnología Dolby ATMOS; y finalmente el teclado, al que me he acostumbrado con rapidez, a pesar de que suelo utilizar teclados estructuralmente muy distintos.

No se trata de un portátil de precio asequible, eso es evidente, pero para quien pueda permitírselo creo que es una herramienta muy recomendable. A continuación tienes un resumen de las especificaciones que conforman este producto:

  • Pantalla IPS 13″, con resolución de 2160 x 1440 pixels, 350 nits de brillo y ratio contraste de 1000:1
  • Procesador: mi unidad, con un Intel Core i5-7200u (existe una versión con Intel Core i7-7500u)
  • Almacenamiento: mi unidad, SSD de 256GB (existe versión con SSD de 512GB)
  • Red: IEEE 802.11a/b/g/n/ac, 2.4/5 GHz 2×2 MIMO
  • Conectividad Bluetooth 4.1
  • Batería: 41.4 Wh
  • Dimensiones: 286x211x12,5mm
  • Peso: 1.05 kilogramos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s