Huawei Mate 10, mi nuevo Smartphone para uso personal

A día de hoy el mercado está repleto de grandes productos, pero a título personal decidí desde el 3 de Noviembre de 2016 apostar por Huawei como marca: se podría decir que el Mate 9 fue el primer Smartphone que he usado de forma incondicional para las horas de trabajo y el tiempo libre. Pero, claro está, ha llegado el momento de renovarse y creo que no hay mejor forma de hacerlo que migrando mi actividad al Mate 10.

En estos últimos 11 meses he estado entre dos mundos, es decir, entre la magnificencia del Mate 9 y las cualidades de manejo del P10. ¿Qué ha hecho divagar entre estos dos productos tan iguales técnicamente pero tan distintos a efectos de uso? El Mate no cabe duda de que es la mejor apuesta para quienes buscan exprimir la experiencia multimedia, algo en lo que la pantalla tiene mucho que decir. Por otro lado, el P Series es aquel Smartphone de acotadas dimensiones que a uno le gusta tener en el bolsillo en verano y que, para viajar, es incluso más cómodo de llevar si la idea es tomar fotos a cada momento.

Sin embargo, y aunque desde el pasado verano he estado disfrutando de dos móviles a partes iguales, ahora toca centrarse en uno solo con el fin de sacarle el mayor provecho posible en todos los sentidos. ¿Podrá el Huawei Mate 10 cumplir mis expectativas y sobretodo cubrir mis necesidades a nivel operativo? Tras cuatro días enteros con él, no tengo duda alguna en que será el teléfono que me acompañe de ahora en adelante allá donde vaya.

Un producto robusto con una marcada elegancia

A los seres humanos nos gusta presumir de las compras efectuadas, ya sea un reloj de marca o incluso un simple pañuelo. ¿Hay algo más que nos gusta lucir? Diría que sí, y el teléfono es uno de esos productos que mostrar a quienes forman parte de nuestro círculo de conocidos, amistades y familia.  Y precisamente ahí encajaría muy bien el nuevo Huawei Mate 10, el cual amplía el sentido del diseño comparado con la anterior generación.

Si bien el Mate 9 me parecía un producto impactante y muy bien construido, considero que con el terminal presentado el pasado 16 de Octubre la compañía ha logrado ir un paso más allá a la hora de transmitir sensaciones ya sea con el mero sentido de la vista como al confiar en el sentido del tacto. Y la percepción es plena cuando uno se decide a agarrar el nuevo Mate: la curiosidad se torna sorpresa, especialmente cuando se está acostumbrado a usar otros productos de la marca de Shenzhen.

En mi viaje a China, durante el cual tuve la oportunidad de conocer más a fondo lo que envolvía a Huawei, pude disfrutar de un primer contacto con el Mate 10. ¿Cuál fue la sensación que me sobrevino entonces? La de robustez y seguridad en el agarre, más allá de la clara elegancia que para mí transmite este nuevo flagship. Y de hecho esa impresión inicial la he vuelto a contrastar tras retirar el producto de la caja y comenzar a usarlo como teléfono personal. Si bien el Mate 9 siempre me ha instado a ponerle una carcasa para mejorar el “grip”, al nuevo dispositivo se la pongo básicamente para preservar la integridad cosmética de la cara trasera.

No estamos ante un Smartphone ligero, e incluso es más grueso que la media de productos de prestaciones similares con su perfil de 8,2 mm, pero al agarrarlo se asienta estupendamente en la mano . ¿Eres fan de las selfies? Será en ese momento cuando, haciendo peripecias con el enfoque sin usar un “palo selfie”, agradezcas tener un perfil consistente y sin curva pronunciada: por poner un ejemplo, el OnePlus 5 es de esos terminales que sin carcasa hacen que temamos se nos precipite al suelo por falta de superficie de contacto.

El Huawei Mate 10 no sería un “todo pantalla” como marca la tendencia, por que no tiene un ratio de imagen 18:9 o 18,5:9. Pero, ¿Quieres saber qué dije a mis compañeros periodistas y YouTubers la primera vez que vi el terminal? “Es como un todo pantalla pero con ratio 16:9“. La compañía capitaneada por Richard Yu ha logrado nuevamente unos marcos de récord, que apenas ocupan 0,9 cm en el margen inferior y otros 0,9 cm en el margen superior. En otras palabras, al prender la pantalla el impacto visual es tremendo.

Claro está, para hablar de elegancia y acierto en diseño, es preciso fijarse en cómo está construido el producto. Ya no solamente la parte frontal es de cristal, como con el Mate 9, si no que también la parte trasera cuenta con este material: es más, Huawei presume de que esa área es de cristal de mayor dureza con el fin de preservar la entereza del producto se utilice o no la carcasa oficial proporcionada en el paquete de venta.

En mi opinión el Huawei Mate 10 es tanto o incluso más llamativo cuando se le da la vuelta, habiendo una superficie con efecto reflejante. También apuntar que al observar la zona en la que está engasta la cámara nos topamos con un sutil cambio de tono y terminación que queda resaltada al ladear el terminal. En realidad todos los elementos de la cara posterior están bien integrados, incluso aunque las lentes de la cámara trasera sobresalgan apenas 1 mm con respecto al resto de la superficie. ¿De qué está hecho el perfil? Metálico todo él, con un acabado brillante y pulido, para ir en consonancia con el resto del cuerpo del producto.

En busca de la foto perfecta, con la cámara siempre en el bolsillo

Son ya muchos años utilizando teléfonos móviles como cámara de fotos para mis viajes, y no me refiero solamente a escapadas de fin de semana si no también a vacaciones en el extranjero de dos y tres semanas de duración. ¿Por qué llevarse una pesada cámara réflex o compacta pudiendo tener una herramienta más polivalente capaz de captar bien los recuerdos que uno quiere llevarse de vuelta a casa?

No soy el típico usuario de móvil que toma fotos de vez en cuando, si no más bien aquel perfil de aficionado a la fotografía que allá donde mira anda buscando esa composición de escena o momento que inmortalizar. En otras palabras, si por ejemplo vago solitario por mi ciudad, en más de una ocasión me detendré en seco y con la cámara del teléfono trataré de capturar aquello que ha llamado poderosamente mi atención.

Para mí el la cámara trasera de un Smartphone es fundamental, no tanto para el día a día cuando tengo que dedicar horas al trabajo, si no para cuando salgo a la calle al terminar la jornada. ¿Nunca te ha dado rabia el hecho de no poder tomar una foto en condiciones de algo que te ha gustado mucho y que quizás no volverás a ver? En realidad es el fin de semana, o incluso los días de viaje de prensa, cuando exprimo a tope el terminal que llevo en el bolsillo.

Debo reconocer, y con asombro, que Huawei se ha superado con el Mate 10 en lo que se refiere a fotografía, algo que ya he podido contrastar a fondo tras un primer test partido de algo más de cuatro horas de duración: más de una hora tomando fotos de noche, y a la mañana siguiente dedicando poco más de tres horas a dar vueltas por Barcelona para realizar capturas en condiciones de luz más favorables. Han sido un total de 270 fotos en las que he mezclado tomas de campo abierto, otras cercanas a objetos, aplicando efecto Bokeh e incluso estudiando las cualidades del sensor monocromático. Es más, he podido contrastar también que la temperatura del teléfono se ha mantenido razonablemente baja.

En el último año he sido testigo directo de los límites del Mate 9 y P10 a la hora de tomar fotos y grabar vídeo, y es por ello que puedo decir sin equivocarme que el salto en calidad de imagen es sustancial con el nuevo Mate. ¿Cómo me di cuenta de ello por primera vez? Al tomar fotos de noche y en automático, confiando en la buena labor de la inteligencia artificial a la hora de ajustar los parámetros: si bien con el Mate 9 y P10 tenía que echar mano del modo PRO, con el nuevo producto asombra ver como se minimiza el impacto de las luces incandescentes y se perfilan con mimo los detalles de árboles u objetos cubiertos por ellas. 

A fecha de publicación de este artículo el software de mi teléfono todavía tiene pendiente de recibir actualizaciones que optimicen la experiencia. Sin embargo, no me ha sido nada difícil concluir que la del Mate 10 es la cámara que me dará la seguridad de capturar bien los recuerdos allá donde vaya. ¿Qué destaca a nivel técnico? Está claro que uno de los protagonistas serán las lentes Leica SUMMILUX con apertura F1.6, pero también debe reconocerse que el enfoque es muy rápido y la IA logra identificar con acierto la escena y objetos que se postran ante los ojos. De esa forma incluso se pulen, por ejemplo, parámetros como la coloración de las hojas de una planta o una flor.

Ya en la pantalla del teléfono di cuenta del salto en nitidez de imagen con el terminal, sin necesidad de interpolar los resultados a 20MP: con un ajuste nativo de 12MP, el máximo del sensor RGB, quien ya haya sido propietario de un Mate de generación previa o P Series advertirá que los objetos están mucho mejor definidos sean cuales sean las condiciones de iluminación. Y no solamente se aprecia desde la propia pantalla del Mate 10 si no, más importante aún, al trasladar las fotos a un monitor o a la pantalla de un portátil.

Adoro buscar el encuadre perfecto, captar la belleza de un objeto o de un instante, y sé que con el nuevo Smartphone de Huawei voy a poder disfrutar más que nunca de la fotografía.

Todo cuando necesito: productividad y entretenimiento

Aunque a un Smartphone siempre se le va a pedir más en ciertos aspectos, ligados a la función principal según las preferencias de cada usuario, la verdad es que es importante encontrar el mayor balance posible en el conjunto de prestaciones. Tomando como referencia el Huawei Mate 10 ¿Qué aspectos son fundamentales para mí a nivel de productividad?

  • La capacidad de batería es la característica en la que más me fijo con diferencia. ¿Darán de sí los 4000 mAh del Mate 10? Sin duda alguna, y eso que solamente llevo tres cargas completas. Yo siempre pido a un Smartphone rebasar el límite del día de uso, pues no me gusta sufrir y mirar de reojo el porcentaje de batería restante a medida que avanza la tarde: Huawei es consciente de que no hay que dar mAh suficientes, si no ir más allá de lo estrictamente necesario.
  • Para alguien como yo, que gestiona mucha información a nivel visual, contar con una pantalla de 5,9 pulgadas es un factor clave de cara a explorar páginas web con comodidad, leer documentos adjuntos a un correo electrónico, e incluso manejar el teclado virtual con mayor precisión a la hora de tocar sobre los caracteres.
  • En el día a día se aprecia y mucho el hecho de contar con el sensor de huella dactilar en la cara frontal, y eso lo constaté desde el primer minuto al migrar la primera vez del Mate 9 al P10. ¿Qué es lo que marca la diferencia? Pues algo tan sencillo como tener el teléfono sobre la mesa y solamente tener que apoyar el dedo sobre el área de lectura del sensor para desbloquearlo y revisar notificaciones entrantes. Por poner un ejemplo, con un Mate 9 sería preciso primero despertar la pantalla y luego indicar la contraseña/PIN o levantarlo para situar el dedo sobre el sensor: eso sin contar el caso de que esté activada la opción “smart lock” en el uso de un wearable vinculado por Bluetooth.

  • ¿Sabes cuánto tiempo es preciso para que el Mate 10 recupere el 100% de capacidad de batería? Yo mismo he contado 1 hora y 24 minutos. Pero también será relevante comentar que el 50% de capacidad se alcanza antes de cumplirse la media hora de carga. En caso de haberse usado el teléfono de forma intensiva durante el día, al llegar a casa o antes de salir de la oficina, en poco rato se puede insuflar nueva vida a la batería del terminal.
  • Finalmente, mencionar también que este teléfono móvil cuenta con Wi-Fi de banda dual, lo que mejora la tasa de transferencia de datos cuando uno está relativamente lejos de la instalación del router.

Y si dejamos de lado la productividad y nos centramos en el puro entretenimiento, el Huawei Mate 10 se convierte en un auténtico coloso. Cuando adopto un teléfono como móvil personal es imprescindible que suene bien al reproducir música con auriculares, ya sea al estar conectados por cable al jack de 3,5 mm o utilizando la conectividad Bluetooth. ¿Ha cumplido con mis expectativas el terminal? Sí, aunque para ello he desechado los auriculares incluidos por Huawei y he apostado por mis propios accesorios de audio: unos BackBeat Sense, BackBeat Pro 2 y Voyager 8200 UC de Plantronics.

Por otro lado, también creo relevante comentar que hasta ahora los tope de gama de las P y Mate Series contaban con sonido certificado por DTS. ¿Qué ha cambiado? Se abandona esta tecnología y se cambia por otra capaz de proporcionar sonido de Alta Resolución 384k/32bit. Además, y esto también merece la pena de comentarse, se implementan una serie de ajustes de audio para que cada uno le de un toque personal a la experiencia según sea el tipo de música y de accesorio de audio que se esté usando: se cuenta con un ecualizador de 10 bandas y con un impulsor de graves, algo que desde siempre había echado de menos al usar móviles Huawei. Así pues, la calidad de audio con auriculares me ha convencido plenamente.

Además, como fan de los simuladores de coches, he podido corroborar sobre el terreno el gran comportamiento del Mate 10 a la hora de disfrutar de Real Racing 3, un exigente título a nivel de gráficos: los escenarios corren con total fluidez, sin importar el número de vehículos que participan en las pruebas y, además, el dispositivo no se calienta en exceso transcurridos 30 minutos. Hay que asumir que el procesador Kirin 970, la GPU Mali G72 y los 4GB de RAM van más que sobrados para disfrutar del entretenimiento al más alto nivel.

Mate 10, relevo generación de mi Mate 9

Como se dice a veces, “renuévate o muere”. Tampoco puedo decir que el Huawei Mate 9 no ha copado mis necesidades desde que lo adoptara en Noviembre de 2016, pero a uno siempre le gusta catar y disfrutar lo último a nivel tecnológico. El Mate 10 ya tiene en memoria todas las aplicaciones, música y fotos que quiero llevar conmigo a todas partes, y desde hace 4 días lo tengo 100% configurado para que no queden flecos en su uso diario.

Como YouTuber/Blogger especializado, he tenido la fortuna de ser uno de los primeros 72 españoles en comenzar a utilizar el nuevo Mate Series, y la verdad es que por el momento el comportamiento está siendo ejemplar a pesar de que todavía hay pequeñas cosas por pulir las cuales, de ningún modo, me están afectando en la operativa con el terminal. Hay actualizaciones de software por llegar, que terminarán de pulir y optimizar la experiencia de cara al inminente lanzamiento a nivel comercial.

El Huawei Mate 10 es mi nuevo móvil de cabecera, el que llevaré en el bolsillo allá donde vaya para que me haga la vida más fácil en todos los sentidos. Me gusta apostar por la buena tecnología, y en este producto tengo todo cuanto necesito. Así de simple.

Anuncios

Deja un comentario