Opinión Nokia 8, ¿Este gama alta cumple con las expectativas?

¿Qué opinión merece el Nokia 8? Se trata de un gama alta de precio relativamente asequible, 599 euros, que en el global de prestaciones se puede decir que es una gran opción. Sin embargo, hay algunas cosas que a mí personalmente no me terminan de convencer si yo mismo tuviera que adoptarlo como teléfono móvil para uso personal.

Antes que nada me gustaría dar las gracias a HMD Global por traer de vuelta una marca tan mítica como Nokia, y que se esté haciendo un gran esfuerzo en pro de situarla nuevamente como referencia. El camino no es fácil, especialmente después del revés que supuso el cambio de Symbian a Windows Phone. Es decir, si por aquel entonces se hubiera apostado por Android hoy en día la marca de origen finlandés estoy convencido que estaría en el TOP ventas.

¿Cuáles son los puntos clave desfavorables que a mí personalmente me dejan en duda con respecto al Nokia 8?

  • Características de pantalla. Y no es tanto una cuestión de calidad del panel si no de tamaño y resolución. Ya que se lanza el primer teléfono gama, hubiera encontrado más lógico apostar por un tamaño de pantalla de 5,5 pulgadas en vez de las 5,3 pulgadas que ostenta el dispositivo. Solamente hay que ver qué ofrece la competencia, más allá de los Huawei P10 y Xiaomi Mi6. Además, encuentro innecesario implementar un panel con resolución 2K, lo que no beneficia en tiempos de uso: si al menos hubiera podido ajustarse a la baja al resolución de la pantalla, quizás no lo estaría comentando. Creo que 1920×1080 pixeles son más que suficientes para un espacio visual de 5,3 pulgadas.
  • Capacidad de batería. ¿Es suficiente contar con una batería integrada de 3090 mAh? Si al menos la pantalla hubiera sido OLED o AMOLED los valores obtenidos en las mediciones de consumo energético serían más favorables. Pero, en mi opinión, HMD Global ha tirado corto en lo que considero una de las características vitales en un teléfono móvil. Es más, cuanto más intensa sea la actividad, y más exigente en lo relativo a recursos, peor será el tiempo de uso para una carga completa de la batería: si algo pone al límite la entereza de esta característica es tener un brillo de pantalla alto, jugar a títulos exigentes a nivel gráfico y utilizar la función de cámara de forma más o menos intensiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por otro lado, tal como argumento en el vídeo que figura sobre estas líneas, todavía tengo en mente las cualidades en fotografía y grabación de vídeo del Lumia 1020. ¿Por qué no se ha atrevido HMD Global a incluir una cámara trasera de “altísimas prestaciones”? Tampoco quiero desmerecer las cualidades de la cámara dual de 13MP con óptica Zeiss, pero teniendo en cuenta el histórico de la marca me he quedado un poco defraudado. En todo caso, puedo entender que es una cuestión de costes de fabricación y, en consecuencia, precio final de venta.

El Nokia 8 está muy bien construido, es elegante, trae una cámara frontal que proporciona resultados sublimes (incluida la grabación de vídeo en calidad 4K), y la memoria interna es de tipo UFS 2.1. ¿Cuál sería el competidor inmediato para este terminal? En mi opinión lo sería el OnePlus 5, que es algo más asequible en precio pero que, a nivel de almacenamiento, no permite usar una tarjeta micro SD por si uno se queda sin espacio.

Te propongo echar un vistazo al vídeo que encabeza este artículo para conocer bien el Nokia 8. A continuación incluyo algunos detalles técnicos adicionales para que los tengas en mente antes de reproducir el contenido:

  • Procesador Snapdragon 835 de 8 núcleos
  • GPU Adreno 540
  • 4GB de RAM
  • Tecnología de sonido OZO
  • 64GB de memoria interna
  • BT 5.0, WiFi de banda dual y NFC
  • Cámara frontal de 13MP, F2.0 y PDAF
  • USB de tipo C
  • Certificación IP54
  • Medidas: 151,5 mm x 73,7 mm x 7,9 mm
Anuncios

Deja un comentario