Moto G5 vs Moto G5 S, y Moto G5 Plus vs Moto G5 S Plus, ¿Qué diferencias hay?

Apenas 4 meses después desde que se presentaran los Moto G de 2017 en el Mobile World Congress de Barcelona, Lenovo anunciaba los “renovados” Moto G5 S y Moto G5 S Plus. ¿Qué ha sucedido? En mi opinión no es muy normal que se tarde tan poco en renovar una gama de productos y, menos aún, se use una terminología tan típica en Apple al utilizar la “S” como indicativo de una nueva generación (que en realidad no debería serlo).

El empeño por parte de Lenovo de lanzar otros Moto G con mejoras en ciertas prestaciones parece obedecer a una escasa respuesta por parte del comprador potencia de un Smartphone o, también podría ser el caso, no estar a la altura de otros gama media que guerrean en la franja de precios que va de los 200 a los 300 euros. ¿Cuál es la razón más exacta? Probablemente una buena combinación de ambas.

En todo caso, a continuación me gustaría detallar y hacer un buen resumen de qué es lo que no cambia entre el Moto G5 y el Moto G5 S, y entre el Moto G5 Plus y el Moto G5 S Plus:

  • Moto G5 y Moto G5 S
    • Sistema operativo Android 7 Nougat (ya actualizado en el Moto G5 S)
    • 3GB de RAM (el Moto G5 trae una versión con 2GB también)
    • Slot para tarjeta micro SD de hasta 128GB
    • Pantalla con resolución FULL HD protegida por cristal Gorilla Glass
    • Revestimiento nanométrico impermeable
    • 4G Cat4
    • Bluetooth 4.2 y Wi-Fi
    • Sensor de huella dactilar
    • Procesador Snapdragon 430 de 8 núcleos hasta 1,4Ghz
    • GPU Adreno 505 hasta 450 Mhz
    • Giroscopio y acelerómetro
    • Altavoz en la parte delantera y dos micrófonos
    • Cámara de 5MP (pero con apertura F2.0 en el Moto G5 S)
    • GPS+Glonass

  • Moto G5 Plus y Moto G5 S Plus
    • Sistema operativo Android 7 Nougat (ya actualizado en el Moto G5 S)
    • 3GB de RAM
    • 32GB de memoria interna total
    • Slot para tarjeta micro SD de hasta 128GB
    • Pantalla con resolución FULL HD protegida por cristal Gorilla Glass
    • Revestimiento nanométrico impermeable
    • Bluetooth 4.2 (4.1 en el Moto G5 S Plus), NFC y Wi-Fi de banda dual
    • Sensor de huella dactilar
    • Procesador Snapdragon 625 de 8 núcleos hasta 2Ghz
    • GPU Adreno 506 hasta 650 Mhz
    • Giroscopio y acelerómetro
    • Altavoz en la parte delantera y dos micrófonos
    • GPS+Glonass
    • Batería de 3000 mAh compatible con carga rápida

Moto G5 S o Moto G5 Plus, ¿Cuál es mejor elegir?

Te preguntarás porqué pongo en el mismo saco al Moto G5 Plus y el Moto G5 S, pero la respuesta se podría reducir a que cuentan con la misma pantalla (FULL HD de 5,2″, con 424 ppi), memoria RAM (3GB), memoria interna total (32GB) e incluso capacidad de batería (3000 mAh). Pero, ¿Son tan iguales como indican los datos dados?

No cabe duda de que el diseño y los acabados del Moto G5 S me parece más sobresalientes, e incluso a priori podría llegar a preferir su cámara trasera de 16MP PDAF F2.0, pero a igualdad de precios tengo muy claro que me decantaría por el Moto G5 Plus pues me parece más competitivo, potente y eficaz su procesador Snapdragon 625: me parece un tremendo error haber mantenido en el Moto G5 S el procesador Snapdragon 430 del Moto G5 “original”.

¿Precio de venta recomendado del Moto G5 S? 250 euros, pudiéndose encontrar ya el Moto G5 Plus por unos 260 euros en la tienda online de Amazon España. El dilema está servido, por mucho que Lenovo haya mejorado la versión de base de las Moto G Series de este año 2017.

¿Qué ha cambiado entre el Moto G5 y el Moto G5 S?

Si más arriba puntualizaba cada una de las características comunes a ambos teléfonos móviles, ahora toca hablar de aquellos cambios que hacen mejor al Moto G5 S al menos sobre el papel. ¿Qué es lo primero y más relevante? Yo diría que la capacidad de almacenamiento interno: con el Moto G5 S se doble el espacio en memoria, de forma que el total asciende a 32GB, aunque libres para el usuario habrá en torno a 22GB. En todo caso, se dejan atrás los renqueantes 16GB, muy pobres para usuarios que tengan por intención descargar una gran cantidad de apps y juegos.

Por otro lado, el segundo cambio significativo entre un teléfono y otro lo tenemos en las prestaciones de la cámara trasera: sensor de 13MP PDAF F2.0 para el Moto G5 y sensor de 16MP PDAF F2.0 para el Moto G5 S. Está claro que no se trata del mismo sensor, y ello es un plus de cara a una mejor en la calidad de imagen en fotografía. Eso sí, al grabar vídeo se seguirá teniendo un límite en resolución de 1920×1080 pixeles (FULL HD).

Y no puedo olvidar de comentar el tema de la pantalla. ¿Es significativo pasar de 5″ a 5,2″? Puesto que casi no se notará la diferencia en tamaño entre uno y otro, y ya que la capacidad de batería se incrementa en 200 mAh con el Moto G5 S, casi que es preferible escoger la nueva generación si no nos importa pagar la diferencia en precio de unos 50 euros: el Moto G5 “original” se puede comprar en Amazon España, a fecha de publicación de este artículo, por 199 euros.

¿Qué es lo que no cambia? Creo que es un gran error haber mantenido el procesador Snapdragon 430, que debería existir solamente para teléfonos móviles con precio inferior a los 200 euros. En otras palabras, en el actual PVP del Moto G5 lo veo aceptable.

¿Qué ha cambiado entre el Moto G5 Plus y el Moto G5 S Plus?

Diría que hay tres puntos clave que marcan la diferencia entre el Moto G5 Plus y el Moto G5 S Plus, y que pueden hacer que uno se decante por el terminal más novedosos y, en este caso, más competente para todo tipo de cosas. Más allá de que el cuerpo del Moto G Plus más reciente está mejor terminado, no se le puede escapar a uno el aumento en el tamaño de la pantalla: se pasa de las 5,2″ del Moto G5 Plus a las 5,5″ del Moto G5 S Plus, en ambos casos con resolución FULL HD y una buena lámina de cristal Gorilla Glass 3 para potenciar la resistencia de la pantalla impactos leves o caídas.

¿Por qué es tan importante el tamaño de pantalla? Esas 0,3 pulgadas de diferencia harán que con el Moto G5 S Plus se disfrute más de los juegos, de los vídeos de YouTube e incluso sea más cómodo y preciso escribir con el teclado virtual en pantalla. Lo mejor de todo es que no no se notará apenas el incremento en el tamaño del dispositivo en sí, por que es una cuestión de unos pocos milímetros.

¿Por qué ahora el TOP de gama trae una cámara dual? En mi opinión se deberá a que es una tendencia y, porqué no decirlo, jugar con el desenfoque del fondo es una simple “gozada” si el resultado es bueno: lo digo por mi amplia experiencia con móviles Huawei con cámara dual (últimamente manejando el Huawei Mate 9 y Huawei P10 de forma alterna). Además, la cámara DualPixel de 12MP del Moto G5 Plus me dejó con la sensación de que podía haber dado más de si: antes prefiero un teléfono con sensor IMX298 de 16MP de Sony.

¿Qué más se puede añadir a nivel comparativo? Los propietario del Moto G5 S Plus van a poder disfrutar de unas selfies más definidas gracias al sensor de 8MP con apertura F2.0: en el Moto G anunciado en el Mobile World Congress de Barcelona el sensor incluido era de 5MP y contaba con apertura F2.2. Si eres de hacerte muchas selfies está claro cual puede comenzar a ser una prioridad por mucho que la diferencia en precio alcance los 50 euros (siempre se podrán aprovechar las ofertas flash de las tiendas online).

Valoración final, ¿Qué Moto G5 escogería yo?

Debo reconocer que, aunque no los he tenido todavía en la mano, los Moto G5 S y Moto G5 S Plus están mejor terminados: y ello se nota en la línea de diseño de su cara posterior, muy bien definida creo yo. En todo caso, para mí el Moto G5 S sería el teléfono a eliminar de la ecuación de cara a obtener una sensata estrategia de precios y prestaciones: mantendría un Moto G5 “original” con pantalla de 5″ rozando los 190 euros; luego trataría de mantener en torno a los 250 euros el Moto G5 Plus, que recordemos cuenta con una pantalla de 5,2″; y finalmente dejaría el Moto G5 S Plus como el tope de la gama y precio inferior a 300 euros, un Smartphone con pantalla de 5,5″ y cámara dual.

Por otro lado, y para mi gusto, tengo claro que si pudiera permitírmelo y tuviera que elegir entre los cuatro Moto G5 de este 2017, el Moto G5 S Plus sería claramente mi elección: por tamaño de pantalla y, como no, por los beneficios de tener una cámara dual en lo relativo al efecto Bokeh y los ajustes de software que permiten almacenar fotos en blanco y negro con detalles a todo color.

Y como decía en el vídeo, los Moto G5 S y Moto G5 S Plus son los dispositivos que deberían haber visto la luz en el pasado Mobile World Congress de 2017: sacarlos ahora demuestra que la marca está tratando de maquillar errores de posicionamiento en precio/prestaciones.

 

Anuncios

Deja un comentario