Cinco trucos para ahorrar batería con tu Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus

¿No tienes el gusanillo por saber como ahorrar batería con tu Samsung Galaxy S8 o Galaxy S8 Plus? No hace falta que te instales ninguna aplicación ni tampoco necesitas de grandes conocimiento del sistema para exprimir aún más cada carga de batería. Te voy a dar cinco trucos, o contarte cinco cosas muy concretas con las que, estoy convencido, vas a estirar el tiempo de uso con tu Smartphone.

Antes que nada me gustaría comentar que, sobretodo para quienes aún no se han decido o comprado el flagship de Samsung, hay importante diferencias en capacidad de batería según la versión: el Galaxy S8 «normal» cuenta con una batería integrada de 3000 mAh, mientras que el Galaxy S8 Plus incorpora una batería de 3500 mAh. ¿Cuál es la clave aquí para valorar a priori la autonomía que puede dar el teléfono? El incremento de tamaño de pantalla de una versión a otra es de un 6,9%, pero el de batería de un 16,7%: un factor clave que revela que el más grande de los dos dará más tiempo de uso.

A título personal, y tras ya más de 30 días de uso continuado del Galaxy S8 Plus, puedo revelar algunos datos de autonomía que complementarán la información que te proporcionaré a continuación: una carga de batería del 100% ha aguantado unas 32 horas de medía (quedando entre un 5% y 7% de capacidad), obteniendo entre 4h y 4,5h de pantalla. ¿Son importantes los trucos a la hora de ahorrar batería? Pues dependerá de la intensidad de uso del Smartphone a lo largo del día.

Ahora bien. ¿Qué puede hacer el propietario del Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus para estirar el tiempo de uso con una carga completa de la batería? Ahí van tres ajustes que se pueden realizar, y consejos que se pueden poner en práctica en base a mi experiencia.

Always On Display, ¿Hasta qué punto lo necesitas?

¿Necesitas tener activa la función Always On Display en todo momento? Es una característica atractiva, y práctica al mismo tiempo, pero ello resta autonomía de batería que en algún momento puede que eches en falta. En principio el consumo energético no debería superar el 1% por hora que tengas tu Smartphone operativo.

En todo caso, si «no puedes vivir sin el AOD», mi consejo es que programes la franja horaria en la que estará disponible esta funcionalidad con el fin de acotar el máximo posible su «efecto» negativo. Al fin y al cabo, mientras duermes tus 7 o 8 horas diarias, tener la pantalla mostrando información no tiene utilidad alguna si no que es más bien un desperdicio desde el punto de vista energético.

¿Cómo se puede gestionar la función Alway On Display (AOD)? En la ventana de accesos rápidos y notificaciones hay un atajo dedicado para activar o desactivar la función, pero desde ahí se puede acceder a los ajustes ampliados pulsando primero sobre las letras «Always On Display» y luego en «detalles» . ¿Quieres programar la franja horaria en la que AOD está activa? Pulsa sobre «establecer horario» y luego selecciona la hora de inicio y de fin.

Por cierto, si teniendo Always On Display quieres que el consumo de energía sea mínimo te recomiendo usar el reloj digital o analógico, pero sin definir un color para el número que marca la hora y evitando incluir alguno de los cuatro fondos disponibles. La idea es ahorrar batería haciendo que la información permanente sea lo más minimalista posible.

Resolución de pantalla, ¿FULL HD o 2K?

Aunque tener una resolución de pantalla 2K+ siempre proporcionará una mejor definición de la imagen en tu Galaxy S8 o Galaxy S8 Plus, también debo señalar que manteniendo una resolución un peldaño por debajo puede que sea incluso conveniente por que a nivel de calidad de imagen uno no se verá perjudicado. ¿Qué se gana con ello? Ahorra batería, que para mí es básico: se podría decir que es de los cinco trucos más efectivos y fáciles de aplicar sin que la experiencia se vea resentida.

¿Sabías que el Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus vienen con la pantalla en resolución FULL HD+ predeterminada de fábrica? No se ha fijado el máximo de resolución disponible, que son 2960×1440 pixeles (2K+), por lo que de esta forma se ahorra energía y se puede estirar el tiempo de uso. Además, teniendo en cuenta mi experiencia, con ello no se pierde en calidad de imagen ni al explorar páginas web, ni al jugar a títulos exigentes a nivel gráfico y tampoco al reproducir vídeos.

¿Ha habido algún momento en el que haya deseado cambiar la configuración de pantalla? Llevo ya 35 días con el Galaxy S8 Plus y en ningún momento he sentido el impulso de darle mayor nitidez al panel Super AMOLED del teléfono. Francamente, prefiero no contar con una nitidez de imagen óptima si con ello salvo ganando en tiempo de uso: el Galaxy S8 integra una batería de 3000 mAh y una pantalla de 5,8″, mientras que el Galaxy S8 Plus trae una batería de 3500 mAh y un display enorme de 6,2″. ¿Puedes imagina lo importante que es acotar el consumo energético derivado de mantener la pantalla activa?

Para ajustar la resolución de pantalla con tu móvil Samsung necesitas entrar en los ajustes de Android, dirigirte luego al apartado correspondiente a la «pantalla» y finalmente acceder al subapartado «resolución de pantalla». Si en algún momento necesitas optimizar al máximo la experiencia visual, por qué dispones de contenido en super calidad, entonces no tienes que cambiar a resolución WQHD+ (2960×1440 pixeles). Pero bueno, al final lo que creo más te va a interesar para el día a día es ahorrar batería en tu Galaxy S8.

Modos de rendimiento y control de aplicaciones

El último truco, o recurso mejor dicho, que me gustaría compartir con el lector de cara a ahorrar batería en un Smartphone Android como el Samsung Galaxy S8 o Galaxy S8 Plus, lo encontraremos en el apartado de los ajustes del sistema llamado «Mantenimiento dispositivo». ¿A caso todavía dudas de la importancia del software a la hora de aprovechar lo máximo posible una carga completa de batería?

La marca de Corea vuelve a sacar pecho del software incluido en su flagship con el fin de limitar sus capacidades técnicas y, como no, impulsar aún más las horas en las que estará operativo el terminal. ¿Cuál es el primer AS que se saca de la manga Samsung? Se han creado 4 perfiles de rendimiento, siendo el «optimizado» el que viene predeterminado cuando los Galaxy S8 se ponen en marcha por vez primera.

¿Quieres mejorar las prestaciones del teléfono de acuerdo a un uso específico? Con los modos de rendimiento «juego», «entretenimiento» y «alto rendimiento», se podrán establecer ciertos ajustes que, resulta obvio, no solamente impulsarán las sensaciones de manejo del móvil si no que, al mismo tiempo, perjudicarán algo tan valioso para la mayoría de usuarios como es la autonomía energética. 

Los modos de rendimiento definidos por Samsung ya dan pistas de cuál es su principal cometido, pero la clave está en que afectan a la resolución de la pantalla, la propia calidad de imagen que puede dar el panel Super AMOLED, nivel de brillo de pantalla (más luminosidad, más rápido de agota la batería) y calidad de sonido: esto último viene dado por el «Optimizador UHQ«, que afecta al aprovechamiento del DAC de 32-bit integrado en el Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus. En todo caso, en mi opinión, la calidad de audio ya es alta sin necesidad de ir un paso más allá.

Para experimentar con los modos de rendimiento es preciso acceder al listado de ajustes de Android, luego pulsar sobre el apartado «mantenimiento dispositivo» y finalmente entrar en «modo rendimiento». ¿Queda algo más de los que hablar para ahorrar batería en tu nuevo y flamante software? En realidad sí, y para ello no se debe abandonar el apartado «mantenimiento dispositivo»: en esta ocasión será preciso pulsar sobre «batería» y aprovechar al máximo las dos principales opciones que nos brinda el software adaptado por Samsung:

  • Control directo sobre la actividad de determinadas aplicaciones. ¿Necesitas que todas sincronicen datos en segundo plano de forma continuada en busca de nuevas notificaciones? De la aplicación de correo electrónico y de mensajería instantánea es posible que no puedas pasar, siendo las alertas en tiempo real básicas para tu día a día: pero quizás un mensaje de Facebook, LinkedIn o Twitter tenga una importancia secundaria y bastará con conocer las novedades si manualmente lo solicitamos al abrir y usar la aplicación.

  • ¿Quien no ha necesitado alguna vez activar un modo de ahorro de energía? El Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus cuenta con un modo MED, lo que técnicamente permite aumentar el uso en un 20% aproximadamente; y un modo MAX, lo que puede llegar a triplicar la autonomía de batería del teléfono aunque a costa de restarle funcionalidad y cambiando totalmente el aspecto de la interfaz. Los modos de ahorro de energía en los flagship de Samsung inciden en el brillo y resolución de pantalla, velocidad de la CPU, uso de las redes y de la función Always On Display.

Pues hasta aquí un repaso a los cinco trucos, o mejor dicho, cinco cosas que uno puede hacer para estirar aún más el tiempo de uso con un Samsung Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus sin que por ello uno quede limitado por la grandeza de este gran Smartphone de 2017.

Si ya tienes tu Galaxy S8, te dejo bajo estas líneas un breve vídeo unboxing y primeras impresiones con el DEX Station, uno de los accesorios de los que está presumiendo Samsung para reforzar el efecto productividad con su flagship.

Anuncios

Deja un comentario