Samsung Galaxy S8 Plus, unboxing y opinión | ¿Quieres conocer más detalles?

¿Galaxy S8 o Galaxy S8 Plus? Antes de darte un avance del vídeo, decirte que yo personalmente he apostado por el más grande de los dos nuevos flagship de Samsung pues, por una diferencia de 100 euros, con el S8 Plus se obtiene un extra en autonomía gracias a esos 500 mAh adicionales; y sobretodo se gana en experiencia visual al pasar de una pantalla de 5,8″ a una de 6,2″. Es más, si ya tienes un Galaxy S7 Edge no merece la pena apostar por el S8 normal, y ya solamente por que creo se pierde en autonomía energética si comparamos a ambos.

El Galaxy S8 cuesta 809 euros, mientras que para disfrutar del Galaxy S8 Plus hay que desembolsar 909 euros: mi unidad de pruebas la he comprado en la tienda online de Amazon España (Vendido y enviado por la propia Amazon).

Antes de comenzar a usar el Galaxy S8

No es nada nuevo decir que el Galaxy S8 Plus será uno de los mejores móviles de 2017, y en ello incide el hecho de que cuente con un nivel de acabados francamente bueno: dos caras de cristal Gorilla Glass 5 curvado en los flancos, siendo inevitable que la trasera quede marcada por nuestras huellas, las cuales están separadas por un marco metálico con efecto espejo (al menos en mi móvil de pruebas en color gris orquídea).

Creo firmemente que este Smartphone es muy manejable, y en ello hace mucho el que sea estrecho. ¿Es pesado? Según como se mire, y cual sea tu actual dispositivo: los 173 gramos yo no los veo como una nota negativa, aunque reconozco estar poco acostumbrado a productos ligeros. Además, me gustaría añadir que con el diseño del S8 Plus se evita el “falso toque” que tiene lugar al tomarse selfies con el S7 Edge: al sujetar el terminal, alguno de los dedos puede tocar sobre la pantalla y no permitir realizar la captura pulsando sobre el botón virtual de cámara.

¿Cómo de grande es? Ahí está la clave por la que tendrá éxito el más imponente de los dos flagship de Samsung: a simple vista no se puede asegurar que sea más ancho que el Huawei P10 y el LG G6, pero lo más sorprendente es que a lo largo el Galaxy S8 Plus apenas les saca un “dedo meñique” de más. Y esto, con total franqueza, no se puede obviar: entre el G6 y el S8 Plus hay una diferencia en tamaño de pantalla de 0,5″, y entre el S8 Plus y el P10 son hasta 1,1″. Por tanto, no se puede que grande sea necesariamente igual a incómodo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el lado superior se acceder a la bandeja de la SIM y micro SD que, curiosamente, es de plástico. ¿Por qué? Quizás sea por una cuestión de antenas, o puede que sea por la capacidad del material de hacer el acceso más hermético frente al agua. Lo dejaremos en algo puramente anecdótico que, en mi opinión, no debe restar puntos a la valoración general del teléfono.

¿Qué sucede con la ubicación del sensor de huella dactilar? ¿Ha errado Samsung en este apartado? Si eres diestro, la ubicación del sensor no ayuda, siendo anti-natural tener que extender el dedo y buscar a tientas: de hecho perjudica al usuario por que, se quiera o no, acabaremos manchando la superficie de la lente de la cámara trasera y, si no somos conscientes de ello, el resultado de las fotos puede quedar afectado para mal. En mi caso, que soy muy meticuloso, siempre que voy a tomar una foto limpio la superficie exterior de la lente.

¿Eres zurdo y sueles manejar las cosas con la mano izquierda? Entonces el sensor está emplazado en el lugar “correcto”. En cualquier caso, no evitarás tener que extender el dedo para llegar a la superficie. ¿Valoración general? En mi opinión Samsung se ha equivocado con la ubicación del sensor de huella dactilar, que en realidad debería estar en una posición media y justo donde está impreso el nombre (bajo la cámara): de esa forma el gesto de desbloqueo sería natural y el emplazamiento sería totalmente accesible y sin tener que buscar un gesto forzado. Es más, si tienes las manos pequeñas o los dedos cortos, el uso del sensor de huella sujetando el S8 Plus con una sola mano es todo un ejercicio de equilibrismo.

Los accesorios del Galaxy S8 Plus

Samsung no ha incluido una carcasa de protección semi transparente como Huawei con sus P10 y P10 Plus, lo que hubiera estado muy bien, pero sí unos auriculares AKG muy premium. ¿Qué nos aporta de valor? Indudablemente potencia la calidad de audio de forma sustancial, siempre y cuando escojamos correctamente el tamaño del recambio: por mi parte, en el uso que ya le estoy dando a los auriculares no podía quedar más satisfecho con las prestaciones sonoras y comodidad en la práctica.

¿Calidad de acabados del accesorio de AKG? Gran parte del cable esta recubierto por tela, el módulo de control tiene un acabado de plástico, y el cuerpo del auricular en sí cuenta con un recubrimiento gomoso en gran parte de la superficie: la chapa exterior del auricular, donde está el nombre de la marca, es metálica.

¿Por qué incluir un adaptar de puerto USB C a micro USB? Lo lógico es pensar que se quiere compatibilizar con algún cargador de baja potencia que ya tenga el usuario y quiera reciclar para tenerlo en el trabajo o en una segunda residencia: o para poder utilizar el cargador del coche, que probablemente tenga conexión micro USB.

Por otro lado, y para no perder la costumbre, Samsung ha incluido también un adaptador de puerto USB C a USB de tipo A por si queremos aprovechar la función OTG. En otras palabras, conectar una memoria USB que tengamos para trasladar archivos en ambos sentidos, reproducir series de TV que tengamos en DivX o MKV, o ya de paso realizar copias de seguridad de contenidos o de aplicaciones. Yo no suelo usar mucho la función OTG, pero para viajar está bien si no se quiere ocupar espacio de la memoria interna del teléfono.

¿Carga rápida? La tenemos en el Galaxy S8 y Galaxy S8 Plus, aunque podemos deshabilitar la opción a través de una opción concreta que se halla algo escondida en el apartado de “batería” de los ajustes del sistema: el cargador incluido por Samsung tiene una potencia máxima de 9V-1.67A, lo que dará unas buenas cifras en recuperación de energía. En el análisis final y artículo dedicado proporcionaré más información.

Las primeras horas con el Galaxy S8 Plus

Si hay algo que me ha quedado claro de las primeras horas de uso del Samsung Galaxy S8 Plus es que el sensor de huella dactilar no me resulta especialmente cómodo. ¿Alternativa? Pues ahí es casi más factible emplear el reconocimiento de Iris: se pulsa sobre el “botón invisible” del margen inferior para despertar la pantalla, se desliza el dedo verticalmente y se deja que actúe el sistema de reconocimiento que, ya te puedo adelantar, respondo a las mil maravillas incluso aunque la iluminación del entorno no sea muy buena.

Me gusta la interfaz de usuario de Samsung, pues siempre considero que es más enriquecedora una personalizada que la Android Stock. De hecho, el acceder al menú de aplicaciones con un gesto vertical arbitrario de arriba a abajo o de abajo a arriba resulta muy práctico. ¿Es necesario tener accesible la pantalla EDGE? Nunca he sido de aprovechar mucho esta funcionalidad y, de hecho, procuro tenerla desactivada.

¿Sabías que tu Galaxy S8 Plus no va a contar con el máximo de resolución de pantalla ya activado? De hecho el panel está configurado de fábrica para dar un tope de 2220×1080 pixeles (FULL HD+): con ello no se perjudica bajo ningún concepto la experiencia a nivel visual, o al menos yo no lo he apreciado, y ya de paso se logra contener el consumo energético. Al fin y al cabo, para cuando queramos ver vídeos de YouTube o de Netflix con calidad máxima, o disfrutar de juegos de alta exigencia a nivel gráfica, no hay más que ir a la ventana de notificaciones y accesos rápidos y pulsar sobre la opción “Modo rendimiento”.

En mi caso, el teléfono que tengo para pruebas incorpora el procesador Exynos 8895 de 8 núcleos hasta 2,3Ghz, la GPU Mali G71 y 4GB de memoria RAM: a título informativo, para los lectores más “Geek”, el test de AnTuTu ha devuelto una puntuación de 173.475. Decir también que a algunas regiones llegará la variante con procesador Snapdragon 835 de 8 núcleos y GPU Adreno 540,  pero también con 4GB de RAM. ¿Cuál es mejor opción de las configuraciones posibles? Ambos procesadores traen tecnología de 10nm, y la GPU Mali G71 no tiene nada que envidiar de la Adreno 540: en mi opinión la experiencia será igual de buena tanto al explorar páginas web, manejar aplicaciones varias o lanzar juegos exigentes a nivel gráfico.

Ahora bien, el apartado más candente es que el que se refiere a la autonomía de batería. ¿Aguantará menos el Galaxy S8 Plus en comparación con el Galaxy S7 Edge? El Galaxy S de 2017 tiene 0,7″ más de pantalla y 100 mAh menos en capacidad de batería. Aún es pronto, pero con la resolución de la pantalla en FHD+ y un nivel de brillo fijado al 75%, 60 minutos reproduciendo un par de vídeos en YouTube en FULL HD vía Wi-Fi no han restado más de un 10% de energía. Aún me faltan muchas pruebas por hacer, pero parece que el flagship de Samsung más grande aguantará el tipo y logrará un alto nivel de satisfacción.

Si quieres conocer un poquito más sobre el Galaxy S8 Plus te invito a echar un vistazo al vídeo unboxing y primeras impresiones que encabeza este artículo, con el que podrás conocer con más detalle el nivel de acabados del producto y cómo se desenvuelve en otro de los apartados importantes, el de la cámara trasera con sensor DualPixel de 12MP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s