El Smartphone de marcCEcases: apostando por la gama P y Mate de Huawei

¿Cuál es el mejor Smartphone del mundo? Sencillamente aquel que uno pueda comprar y que, habiendo elegido con acierto de entre las varias opciones al alcance, se disfrute en todos los sentidos a lo largo y ancho de un día de uso. Claro está, todo periodista especializado en tecnología tiene la suerte de tener acceso a casi cualquier dispositivo tecnológico de esta índole y, por ello, la criba entre opciones se hace más difícil: ello no quiere decir que se vaya a escoger el producto más caro, pues a veces es una cuestión de diseño y preferencias por una marca concreta.

¿Por qué he elegido Huawei como marca en la que confiar como mínimo durante los próximos 12 meses? No es solamente una cuestión de respeto y trato de igualdad hacia el periodista, y reconocimiento de la labora realizada con independencia del medio para el que se trabaja, si no también por que en los últimos tres años he sido testigo de la trayectoria ascendente de la empresa en imagen corporativa, desarrollo tecnológico y acierto en traer al mercado grandes productos: por poner un ejemplo, el Nova Plus es un Smartphone que para muchos pasará desapercibido pero que, en mi opinión, debería tener bastante más protagonismo en ventas por el magnífico equilibrio precio – prestaciones del que puede presumir.

Huawei Mate 9, toda una revelación

Tras salir de las instalaciones del lugar en el que se presentó y una vez abierta la caja con tranquilidad en mi silenciosa habitación de hotel, supe de inmediato que el Mate 9 no sería un producto más que evaluar y del que preparar un detallado vídeo: hacía tiempo que no tenía tan buen “feeling” con un teléfono móvil, lo que quedaría ratificado en el devenir de las siguientes semanas. ¿Qué marca la diferencia entre un producto corriente y uno destacable? Las sensaciones que en uno despierta al comenzar a manejarlo en el día a día, utilizando cada una de las funciones que a uno le interesa exprimir tanto en horas de trabajo como cuando se trata de una cuestión de puro entretenimiento.

Tal como indico en el vídeo que incluyo entre estas líneas, y como ya he expresado en más de una ocasión, nunca me había considerado un gran fan de los Phablets con pantalla extra grande por algo tan sencillo como el poderlos manejar ágilmente o que cupieran en el bolsillo derecho de mis vaqueros hasta el punto de no resultarme molestos: el Mate 9 ha logrado cambiar esa percepción y, con ello, potenciar mi interés y deseo por seguir usándolo a largo plazo. En el móvil más grande de Huawei, aunque algo pesado, se acotan los márgenes y se trabaja con un perfil delgado para poderlo alojar sin estorbo en cualquier lugar.

En realidad, si uno lo piensa, el Mate 9 es un compendio de excelentes componentes a nivel hardware, aunque con dificultad podría llegar a destacar los tres que me han robado el corazón: la capacidad de batería (4000 mAh), en mi opinión uno de los elementos clave para que se pueda disfrutar de las funciones sin necesidad de mirar de reojo el indicador de energía restante; las prestaciones de la cámara trasera, que en este caso es una combinación de eficacia en el proceso de captura y enfoque, control de la apertura para obtener un marcado efecto “Bokeh” y disponibilidad de un sensor monocromático para captar mejor la esencia de ciertos momentos o escenarios; y finalmente las dimensiones de la pantalla, con la que se disfruta aún más de juegos como Modern Combat 5 y Real Racing 3, se gestiona mejor la información y documentación anexa a un correo electrónico, e indudablemente una página web se muestra más generosa desde un punto de vista estrictamente visual.

Para mí el Huawei Mate 9 no es uno más de tantos, razón por la cual lo estuve utilizando como móvil personal durante casi 4 meses de forma ininterrumpida: por ello también decidí preparar un tipo de vídeo menos técnico y más centrado en mis percepciones, para que quien tuviera la oportunidad de verlo recibiera información extra más allá de una review limitada a no más de 10 días de uso. ¿Se puede analizar un Smartphone a conciencia en 7 días? Sí, claro, y más aún cuando los que nos dedicamos a ello tenemos bastante experiencia en esta tarea: en unas pocas horas podemos detectar puntos más flacos y fortalezas, y en los consiguientes días contrastar percepciones iniciales. Por supuesto, un uso prolongado de un producto aporta información más a nivel de experiencia de manejo y “volatilidad” de la autonomía al usar una u otra función.

Huawei P10, potencia muy manejable

¿Qué sucede si de un día para otro se pasa de un Mate 9 a un P10? Sencillamente que el manejo del teléfono es algo distinto en algunos aspectos, aunque ello no significa necesariamente que la experiencia vaya a peor si no que incluso en ciertos apartados se saca provecho del hecho de utilizar un producto notablemente compacto.

Los P series de este de 2017 no son solamente un salto generacional con respecto a los dispositivos del año pasado, mas sería fácil concluir que el P10 es una versión “Mini” del Mate 9: mismo procesador y cámara dual trasera, igualdad en memoria RAM, e incluso se cuenta con la misma capacidad de almacenamiento interno. ¿Qué es lo mejor de todo? Aunque yo pierdo ciertos beneficios, especialmente ligados al tamaño de pantalla, gano en otros aspectos relativos a la comodidad de manejo:

  • Un cuerpo más pequeño permite alojar el teléfono en el bolsillo sin apenas notar su presencia.
  • Manipulación del teléfono con una sola mano para revisar notificaciones o incluso responder a mensajes de WhatsApp utilizando el teclado con función swype de Google.
  • Sujeción más firme y segura del dispositivo.
  • Con el sensor de huella dactilar en la cara frontal se favorece el acceso al teléfono cuando está sobre una mesa: no hay que prender primero la pantalla y luego introducir el código PIN, contraseña o patrón, si no simplemente situar el dedo sobre el sensor. Por otro lado, y al pretender tomar una foto, el desbloqueo tiene lugar de forma natural mientras se realiza el gesto de encuadre de la escena.

No puedo decir que no eche de menos el utilizar el Huawei Mate 9, pero con el P10 me siento muy cómodo y por el hecho de tener una pantalla 0,8″ más pequeña no salgo perjudicado en mis actividades principales a nivel personal y como periodista: especialmente en la gestión de redes sociales y correo electrónico, y como no mensajería a través de WhatsApp.

¿Se nota mucho el salto de una batería de 4000 mAh a una de 3200 mAh de capacidad? No voy a decir que no es así, aunque en términos relativos el P10 incorpora más o menos la batería que le correspondería por tamaño de pantalla si se comparan ambos móviles. Es más, si se echa un vistazo a la actual oferta del mercado, la capacidad de batería del P Series de Huawei está 200mAh por encima de la mayoría de productos con pantalla de 5 y 5,2 pulgadas, e incluso algunos con 5,5 pulgadas. Por supuesto, el Mate 9 se impone al P10 en el consumo derivado de una llamada telefonía, sincronización de datos en segundo plano y reproducción de música: en todo caso, los valores de consumo tienden a aproximarse cuando se consume contenido con la pantalla encendida.

A contar desde la fecha de publicación de este artículo restarán un par de meses a fin de comenzar a preparar mi vídeo correspondiente a los +100 días de uso con el Huawei P10, aunque habiendo superado ya los 30 días cuento con suficiente experiencia para revelar mis impresiones finales con este producto: no se puede decir que traiga un diseño revolucionario si se compara con el P9, pero se ha mejorado la forma en que converge la zona posterior y el perfil y, como ya he apuntado más arriba, el cambio de ubicación del sensor de huella dactilar beneficia claramente al usuario. El P10 es un gran producto y, a título personal, no puedo estar más satisfecho con él.

Accesorios y Huawei: dispositivos a emparejar con el P10 y el Mate 9

Son muchos los accesorios que evalúo durante el año, algunos de gaming, otros para fitness y varios de ellos de audio. ¿Cómo es el emparejamiento de todos y cada de esos productos con un Huawei Mate 9 o P10? No tengo queja alguna y, al menos por el momento, no me han surgido inconveniencias a la hora de manejarlos correctamente. ¿Quieres un ejemplo? Llevo usando algún tiempo un FitBit Blaze y, aunque a veces de forma simultánea tengo conectados también mis auriculares wireless, la sincronización de datos con el smartwatch es perfecta.

A continuación me gustaría puntualizar algunos de los dispositivos que emparejo por bluetooth con el Mate 9/P10 y que forman parte de mi día a día:

  • Plantronics BackBeat Sense, BackBeat PRO y Voyager Focus UC. En mi caso, disfrutar de la música MP3 alojada en mi Smartphone es algo básico tanto si estoy en casa como si tengo que desplazarme a alguna parte. Los Voyager Focus UC se han convertido en la herramienta principal para ir de un lado a otro por que cuentan con las prestaciones en audio, diseño y calidad de acabados propios de los BackBeat Sense y, como guinda del pastel, su micrófono abatible permite una comunicación en llamadas sobresaliente: puedo mantener una conversión clara y sin cortes sin tener que agarrar el P10 o Mate 9. ¿Qué otros auriculares utilizo mientras estoy en casa? Los BackBeat PRO, que me aíslan del entorno y proporcionan esa contundencia extra en sonidos graves para cuando escucho música instrumental. Eso sí, el nexo común de los tres auriculares es que en autonomía de batería se superan las 10 horas de uso. En exteriores no he sufrido cortes en la comunicación inalámbrica.
  • Energy Multiroom Tower WiFi y Music Box 7. Cuando lo que busco es reproducir la música de mi Smartphone Huawei sin utilizar auriculares, alterno entre dos de mis principales altavoces inalámbricos: la torre de sonido Energy Multiroom Tower WiFi, que proporciona unos bajos ricos y una potencia de hasta 60W que no está nada mal; y el altavoz portátil Energy Music Box 7 que, en mi opinión, mezcla con acierto pleno calidad de audio y diseño.
  • FitBit Blaze y FitBit Charge 2. A contar desde la fecha de publicación de este artículo ya hace más de 3 semanas que uso de forma continuada el Blaze y, la verdad, la sincronización de las notificaciones está siendo la apropiada. Un wearable cuya batería alcanza no menos de 5 días de uso y cuyas mediciones de actividad son precisas. ¿Qué hay de la Charge 2? Me acompaña en mi tiempo dedicado a practicar deporte, pudiendo registrar diferentes tipos de ejercicio: los datos registrados se acumulan a los obtenidos con el Blaze, siendo la aplicación móvil y de escritorio de FitBit otro de los valores añadidos para el usuario.

A la espera estoy de poder utilizar el P10 y el Mate 9 con el Watch 2, también de Huawei, con lo que obtendría la combinación perfecta a nivel de conectividad: en mi experiencia, el uso de wearables de la misma marca que el teléfono contribuye a la óptima sincronización entre dispositivos. ¿Qué hay del consumo energético que se genera por el hecho de tener un producto emparejado por Bluetooth de forma continuada? Dónde tuve dudas en su momento fue al usar el FitBit Blaze, permanentemente conectado al P10, pero tras más de 2 semanas de uso continuado no he observado que perjudique a la autonomía del teléfono y menos aún que incremente su temperatura: todo va como la seda, nada que objetar.

Lo cierto es que los móviles Huawei pueden presumir de una excelente gestión de recursos y de energía de la mano de EMUI. Para quienes buscan un wearable sin muchas pretensiones, pero con una buena relación precio – prestaciones, aquí está mi review de la Band B0.

Conclusiones finales

¿Cuál es para mí el mejor Smartphone del mundo? Ya lo apuntaba al comienzo de este artículo: aquel que uno pueda permitirse y que, tras una elección no exenta de profunda reflexión, vaya a cumplir con la máxima excelencia posible en los usos y funciones que de él se requieren. Son muchísimos los móviles que han pasado por mis manos en los últimos 6 años, y pocos los que han sido capaces de proporcionarme un efecto “guau”: Huawei es la marca que por el momento ha captado por entero mi atención y ha logrado con sus Mate 9 y P10 hacerme partícipe de la experiencia de uso que exijo de un Smartphone tanto para lidiar con el trabajo como para disfrutar de mi tiempo libre.

Algunos lectores, unos pocos o quizás muchos, no estén de acuerdo con mi apuesta, pero al final también se trata de una cuestión de diseño de un dispositivo y percepción personal de una marca: la experiencia que tengo como YouTuber me ha demostrado la disparidad de opiniones que puede haber sobre un mismo producto, incluso aunque sea el gama alta con más prestaciones.

Sinceramente, más satisfecho no podría estar con mi Huawei Mate 9 y P10, aunque también debo reconocer que el P10 Plus es posible que se convierta, tras evaluarlo, en una opción incluso con más valor añadido que el Mate series. ¿Cuáles son las claves para mí a la hora de disfrutar de un teléfono inteligente? Autonomía de batería, capacidad de almacenamiento y prestaciones de la cámara trasera para fotografía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s